Los 5 peores hábitos para la piel

Escrito por Lilly Wallace
Evita estos cinco peores hábitos para la piel.
Image Source/Image Source/Getty Images

Hay una serie de factores que afectan negativamente a la piel, incluyendo el tabaquismo, el consumo de azúcar, beber alcohol, no dormir bien o no descansar la cantidad suficiente y quemarse con el sol. Pero incluso aunque evites todos estos comportamientos, tal vez tengas hábitos relacionados al cuidado de la piel, que si bien pueden parecer inofensivos, en realidad la están dañando.

Broncearse

Al no usar protección solar puedes causarle fotoenvejecimiento a tu piel.
Lilly Wallace

Las quemaduras por el sol son una señal clara de daño en la piel. Sin embargo, la exposición prolongada a los rayos solares (broncearse) también tiene un impacto negativo y provoca fotoenvejecimiento. La exposición a la radiación ultravioleta o RUV, impacta a las células que renuevan tu piel y acelera el proceso de envejecimiento, lo que provoca la aparición de arrugas y de manchas oscuras o manchas de la edad.

Protege a tu piel de la radiación dañina utilizando diferentes formas de protección solar, como los sombreros de ala ancha y una pantalla solar de amplio espectro, que contenga óxido de zinc.

No quitarte el maquillaje

No quitarte el maquillaje puede provocar un envejecimiento prematuro.
Lilly Wallace

Dormir con el maquillaje puede provocar un envejecimiento prematuro y daño en la piel. Los poros se obstruyen con el producto, lo que provoca que se estiren y luego no se contraigan a su tamaño natural. Esto empeora cuando los niveles de colágeno empiezan a disminuir y los poros obstruidos pueden provocar una textura desigual en la piel. Anna Pursglove, escribía para el "Daily Mail" en el 2013 un informe en el que relataba que se realizó un experimento en el que una mujer no se quitó el maquillaje durante un mes y, según la autora, al final de ese periodo de tiempo ella lucía aproximadamente unos 10 años mayor.

La mejor forma de quitarte el maquillaje es usar un limpiador suave, soluble en agua, que descomponga cualquier producto y que no deje residuos en la piel que pueden obstruir los poros. Cuando uses mucho maquillaje, debes limpiar tu rostro dos veces, para asegurarte de que no queden restos de los productos.

Exfoliarte en exceso

Exfoliarte en exceso puede dañar la capa exterior de la piel.
Lilly Wallace

La exfoliación ayuda a eliminar las células muertas de la piel que se acumulan en la capa superior y que causan que luzca opaca, con poros obstruidos y brotes de acné. Sin embargo, la exfoliación excesiva puede provocar irritación, sensibilidad e incluso un daño en la capa externa de la piel.

Elige los productos exfoliantes en base a tu tipo de piel. Si la tienes sensible no debes escoger aquellos que tienen partículas de gran tamaño, que pueden provocar irritación. Las opciones más seguras para las pieles más delicadas son los limpiadores suaves y las mascarillas que contienen enzimas de frutas, que la exfolian suavemente.

Usar productos incorrectos para el cuidado de la piel

Usa productos específicamente diseñados para tu tipo de piel.
Lilly Wallace

Escoger el producto adecuado para el cuidado de tu piel es un proceso de prueba y error. Hallar una rutina equilibrada, que funcione bien, puede ser un proceso difícil, especialmente si tienes uno de los tipos de piel más difíciles. Sin embargo, siempre debes utilizar los productos que han sido diseñados para tu tipo de cutis en particular, con el fin de evitar los ingredientes que no son benéficos.

Si la piel te arde, luce roja, escamosa, o excesivamente grasa después de usar un determinado producto, es probable que este no sea adecuado para ti.

Apretarse los granos

Apretar los granos puede provocar hiperpigmentación.
Lilly Wallace

Apretarse los granos puede provocar cicatrices y una hiperpigmentación que resultará muy difícil de curar. A menos que la extracción sea realizada por un esteticista autorizado o en casa, utilizando las técnicas adecuadas, cuando así lo indique un profesional, lo mejor es no apretar o reventar los granos. En su lugar, aplícate un tratamiento tópico antiinflamatorio para promover la curación.