Longevidad con astrágalo

La búsqueda de la conocida "Fuente de la Juventud" ha estado sucediendo probablemente desde el origen de los seres humanos. El promedio de vida en los países más industrializados oscila entre 75 y 84 años, con las mujeres sobreviviendo a los hombres por lo menos tres años, de acuerdo con las estadísticas de la Central Intelligence Agency de 2011. Una buena nutrición, la prevención de enfermedades, la atención médica y los factores ambientales afectan a la longevidad, aunque ciertos suplementos son considerados también para ayudar a vivir más tiempo. El astrágalo es una hierba china con una larga historia de promoción de la juventud y algunos estudios científicos están proporcionando pruebas. Siempre es recomendable consultar con un profesional de la salud antes de embarcarte en un régimen de suplementos a base de hierbas.

Raíz de astrágalo

El astragalus membranaceus es una planta originaria de China, especialmente en las regiones del norte. La raíz de astrágalo se usa con fines medicinales, por lo general después de la edad de entre cuatro a siete años. Una vez debidamente cosechadas, las raíces se hacen a menudo en extractos, tónicos o tés. Dentro de la medicina tradicional china, el astrágalo se considera un tónico vital a base de hierbas que estimula el sistema inmunológico y promueve la salud y la longevidad, especialmente cuando se utiliza sobre una base a largo plazo. De acuerdo con "Chinese Herbal Medicine: Materia Medica", el astrágalo contiene poderosos antioxidantes, flavonoides y otras sustancias que poseen propiedades antibacterianas, antivirales y anti-inflamatorias.

Astrágalo y los telómeros

Los telómeros son los extremos protectores de los cromosomas que se acortan y lentamente se desgastan cada vez que se produce la división celular en el cuerpo, un proceso fundamental para el envejecimiento humano. La teoría es que los telómeros actúan como una especie de reloj de cuenta atrás, por lo que cuando se desgastan, se detiene la división celular y los tejidos se degradan y mueren rápidamente. Las enzimas telomerasa trabajan para renovar los telómeros, a pesar de que no se producen a medida que el cuerpo envejece. De acuerdo con un estudio publicado en una edición de 2008 de "Journal of Immunology", las sustancias de la raíz de astrágalo llamados Cycloastragenol y astragalosides, tienen la capacidad de activar la producción de la enzima telomerasa, que podría prevenir el agotamiento del telómero y reconstruir los nuevos. En teoría, la replicación de células no se degradan y los tejidos envejecen lentamente. Dos formas patentadas de extracto de raíz de astrágalo se conocen como TAT2 y TA-65.

Astrágalo e inmunidad

El astrágalo también muestra las propiedades fuertes inmunoestimulantes y antivirales, que promueven la salud y la longevidad, al reducir las enfermedades infecciosas. Según "Medical Herbalism: The Science Principles and Practices of Herbal Medicine", el astrágalo activa el gen p-53, que estimula la síntesis de interleucina-2, una sustancia que tiene capacidades anti-cáncer y es capaz de matar directamente a muchos virus. El astrágalo también estimula la producción de las células asesinas naturales para el sistema inmune, que circulan por el torrente sanguíneo y linfático, atacando a los invasores extranjeros.

El uso de astrágalo

A diferencia de otras hierbas que aumentan la inmunidad que funcionan mejor durante cortos períodos de tiempo, como la equinácea, el astrágalo es más eficaz cuando se toma a largo plazo. Obviamente, si estás tomando el astrágalo para reducir el daño del telómero, a continuación, el consumo diario tiene sentido. En la herbolaria china, el astrágalo se considera seguro y efectivo cuando se usa a largo plazo en dosis de hasta 25 g al día, de acuerdo con "The Way of Chinese Herbs". Una dosis típica de extracto estandarizado es de 250 a 500 mg tres veces al día. La principal contraindicación es que el astrágalo no se debe tomar si tienes fiebre, ya que puede intensificarla o prolongarla. Los efectos adversos son muy poco frecuentes, aunque el malestar en el estómago y las reacciones alérgicas son posibles.

Más galerías de fotos



Escrito por owen bond | Traducido por gabriela nungaray