Cómo lograr tener unas piernas de apariencia agradable, suave, sin vellos encarnados

Para la mayoría de las mujeres, el rasurarse es parte de la rutina diaria, una rutina que a menudo puede venir acompañada de comezón, irritación e incluso vellos encarnados. Esto se debe a que muchas mujeres afeitan sus piernas de manera incorrecta, lo que puede causar que las mismas sufran rasguños, quemaduras o inflamaciones. Para evitar causar cabellos encarnados o irritación, es importante comprender la manera adecuada de afeitar las piernas para poder lograr que las mismas se vean suaves y tersas sin irritarlas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Tina para baño
  • Agua
  • Crema de afeitar humectante
  • Rasurador con una hoja de afeitar nueva
  • Aceite de jojoba

Instrucciones

  1. Humedece las piernas en una tina de agua caliente para suavizar la piel lo suficiente. Llena la tina con agua caliente y siéntate en ella por lo menos durante 15 minutos. Permite que el agua cubra completamente el área de las piernas.

  2. Aplícate una crema de afeitar humectante para mantener las piernas hidratadas mientras te afeitas y realiza este movimiento en la dirección del crecimiento del cabello. Aplica una buena cantidad de crema en las piernas, cubriendo el área completa. Afeita el área de la pierna usando un rastrillo que contenga una navaja nueva, asegurándote de afeitar siguiendo el nacimiento del cabello.

  3. Aplica aceite de jojoba para mantener la piel hidratada y permitir que sane rápidamente. Vacía 1 cucharada de aceite de jojoba en tus manos y frótalas bien para distribuir el aceite de manera uniforme. Masajea suavemente en las piernas recién afeitadas, cubriendo el área con una capa ligera. Permite que el aceite penetre en la piel.

Consejos y advertencias

  • Información útil:
  • Mojar la piel ayuda a suavizar y relajar la piel y permite que los vellos se extiendan hacia afuera de la piel. Esto permite que la navaja corte el vello más al ras y previene que la piel resulte con rasguños o heridas. Cuando se previenen las heridas de navaja, puede evitarse más fácilmente la aparición de vellos encarnados, ya que la piel estará menos hinchada y menos inflamada.
  • Es importante afeitar en la dirección del crecimiento natural del vello. A esto se le llama rasurar el origen, que significa afeitar el vello en la misma dirección en que el vello surge del folículo. El hacer esto logra recortar el vello en un ángulo que le permitirá crecer después en un ángulo que no causará que el vello quede atrapado bajo la piel.
  • Usar un aceite no-comedogénico en la piel, como el aceite de jojoba, mantendrá la piel hidratada y la ayudará a permanecer suave y menos inflamada. Esto reduce las oportunidades de que los vellos queden atrapados bajo la piel al momento de crecer.

Más galerías de fotos



Escrito por kelly sundstrom | Traducido por reyes valdes