Cómo lograr una piel suave con ingredientes caseros

Los salones y las farmacias ofrecen docenas de productos que prometen una piel más suave. Estos tratamientos pueden ser efectivos, pero no tienes por qué arriesgarte con un producto que compraste en una tienda para tener la piel suave que deseas. En cambio, prepara tu remedio para obtener una piel tersa con productos que encontrarás en tu despensa. Estas mezclas que harás tú misma contienen ingredientes naturales, como bicarbonato de sodio, miel y almendras, que exfoliarán tu piel por centavos por cada aplicación.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Aguacate
  • Miel
  • Crema
  • Licuadora
  • Aceite de oliva
  • Yogur natural
  • Harina de almendra
  • Miel común o miel de Manuka
  • Levadura de cerveza en polvo
  • Azúcar blanca
  • Azúcar morena
  • Almendras molidas
  • Bicarbonato de sodio
  • Aceite de rosa mosqueta
  • Sal de mesa

Instrucciones

  1. Mezcla 1/4 de aguacate, 1 cucharada de miel y 3 cucharadas de crema en la licuadora. Haz un puré con los ingredientes hasta que no tenga grumos, luego aplica la mezcla sobre tu piel con pequeños movimientos circulares. Enjuaga con agua tibia al cabo de una hora. Estos ingredientes hidratan la piel para darte un aspecto hidratado. También ayudan a que tu piel retenga la humedad.

  2. Revuelve 2 cucharadas de yogur natural, 2 cucharaditas de harina de almendras, 1 cucharadita de miel común o miel de Manuka y 20 gramos de levadura de cerveza en polvo. Aplica la mezcla en tu rostro. Espera unos minutos antes de retirarla. Las propiedades antibacterianas de la miel desinfectan la piel, y el yogur contiene vitamina B6 para estimular el flujo sanguíneo.

  3. Mezcla 3 cucharadas de crema y 2 cucharadas de aceite de oliva en una fuente pequeña. Agrega 1 taza de azúcar blanca, 1/2 taza de azúcar morena y 1/2 taza de almendras finamente molidas. Mezcla bien y luego aplica la pasta a tu piel seca. Quítala con agua tibia y luego enjuágala con agua fría. Las arenosas azúcar y almendras son exfoliantes efectivos para tu rostro. El aceite de oliva y la crema humectan y le dan brillo a tu piel.

  4. Mezcla 4 cucharadas de bicarbonato de sodio con 1 cucharada de agua en una fuente pequeña. Revuelve bien y deja que la mezcle se asiente durante dos minutos. Humedece tu rostro con agua tibia y luego aplica la pasta fina sobre tu piel. Enjuaga con agua tibia al cabo de tres minutos, luego salpica un poco de agua fría sobre tu rostro. Aplica una vez por semana si tienes piel normal o grasa. Este remedio remueve la piel muerta que tapa los poros y ayuda a evitar los brotes de acné.

  5. Hazte masajes con algunas gotas de aceite de rosa mosqueta en la piel en lugar de usar tu humectante habitual. Alternativamente, agrega varias gotas del aceite al agua del baño para obtener una piel más suave. Si eres propensa al acné, no apliques el aceite a tu rostro. El aceite de rosa mosqueta tiene mucha vitamina A, B y C, ácidos grasos esenciales y carotenoides. Suaviza la piel y puede ayudar a tratar manchas oscuras o decoloración.

Consejos y advertencias

  • Guarda los restos de las mezclas en un envase sellado en el refrigerador. Deberían durar una semana o más.
  • Para deshacerte de los callos en los pies, haz una mezcla de una parte de sal de mesa y una parte de aceite de oliva. Revuelve bien y luego aplica la pasta grumosa sobre los callos en la ducha. Enjuaga debajo del agua tibia.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por irene cudich