Cómo lograr que tu hijo mantenga su ropa interior seca durante la noche

Es frustrante tener que cambiar las sábanas en el medio de la noche debido a que tu hijo mojó la cama. El National Kidney and Urologic Disease Information Clearinghouse informa que muchos niños se orinan en la cama hasta la edad de 5 años, y a veces incluso más. Algunos niños aprenden a ir al baño más rápido que los demás, y algunos tienen accidentes, incluso una vez que han aprendido a ir al baño. Habla con tu pediatra para descartar cualquier causa médica para la enuresis persistente. Una vez que descartes problemas médicos, hay algunos pasos que puedes tomar para ayudar a tu hijo a mantenerse seco durante la noche.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Papel
  • Pegatinas
  • Alarma de humedad

Instrucciones

  1. Reconoce que tu hijo no tiene la culpa de orinar en su ropa interior por la noche. Muy rara vez los niños se orinan a propósito en la cama, por lo general es debido a tensión emocional, a factores como beber demasiado por la noche, una vejiga pequeña o incluso a una condición médica. No le grites, castigues o hagas que se sienta avergonzado por su enuresis; esto no ayudará a la situación y en algunos casos podría incluso empeorar el problema. En cambio, tranquiliza a tu hijo y dile que otros niños también tienen el mismo problema y ​​que tú y él van a tratar de resolver esta situación juntos.

  2. Haz que tu hijo use el baño a principios de su rutina antes de acostarse, como antes de su cuento y de cepillarse los dientes. A continuación, haz que se siente en el inodoro de nuevo inmediatamente antes de acostarse. Vaciar la vejiga antes de la hora de acostarse disminuye las posibilidades de que el niño necesite orinar en el medio de la noche.

  3. Limita la cantidad de líquidos que toma tu hijo a medida que se acerca la noche. Habla con el pediatra de tu hijo para averiguar cuántas onzas de líquido necesita durante todo el día para su edad, peso y altura. Asegúrate de que recibe la cantidad adecuada de líquidos, pero disminuye lo que esté bebiendo por la noche. MayoClinic.com sugiere que los niños beban el 40 por ciento de sus líquidos necesarios de 7 a.m. a 12 p.m., el 40 por ciento entre las 12 p.m. y las 5 p.m. y el 20 por ciento restante después de las 5 p.m. Mantener el consumo de líquidos durante la noche a un mínimo ayudará a evitar que la vejiga de tu hijo se llene, lo cual puede causar enuresis nocturna.

  4. Ofrece recompensas a tu hijo si se mantiene seco durante toda la noche. Según Parents.com, los incentivos pueden trabajar incluso en un nivel subconsciente mientras el niño está dormido, aunque podrían no funcionar en todos los casos. Haz un gráfico, y cada mañana que tu hijo se despierte seco, deja que coloque una pegatina en la carta. Una vez que tenga una cierta cantidad de pegatinas, dale un un premio especial como un juguete o tiempo extra de ver televisión.

  5. Mira las deposiciones de tu hijo y determina si hay signos de estreñimiento. Los niños que tienen estreñimiento a menudo experimentan problemas de la vejiga, incluyendo orinarse en la cama. El Dr. Howard J. Bennett, pediatra de Washington, DC, recomienda que si un niño no está teniendo al menos una evacuación al día o si sus heces son duras, debe aumentar su ingesta de líquidos y fibra. Dale a tu hijo más frutas, verduras, jugo de manzana y cereales integrales para aliviar su estreñimiento, lo que puede ayudar con la enuresis nocturna. Consulta con el médico de tu hijo si crees que su estreñimiento es crónico.

  6. Compra una alarma de humedad para tu hijo. Esta alarma sonará y despertará a tu hijo tan pronto como se orine en la cama. Interrumpir el sueño de tu hijo puede ayudar a acondicionar su cerebro para un mejor control de la vejiga.

  7. Evita darle alimentos y bebidas que contengan cafeína a tu hijo durante las horas de la tarde. De acuerdo con MayoClinic.com, los alimentos y bebidas con cafeína pueden causar mayor necesidad de orinar, lo que podría causar que un niño moje la cama.

  8. Practica el entrenamiento de la vejiga con tu hijo durante el día, que es cuando tu hijo intenta retener su orina por períodos más largos de tiempo. La National Kidney and Urologic Disease Information Clearinghouse sugiere comenzar por hacer que tu hijo espere 15 minutos adicionales cuando sienta la necesidad de ir al baño durante el día. Poco a poco, haz que espere aún más para ayudar a estirar su vejiga, lo cual puede ayudar a que retenga su orina por más tiempo durante la noche. Se pueden requerir semanas o incluso meses para entrenar la vejiga para retener más orina.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por gerardo núñez noriega