Cómo lograr que funcione un matrimonio de una familia mixta donde hay adolescentes

A pesar de que mezclar dos familias presenta nuevas oportunidades para crear vínculos, también puede presentar algunos desafíos. Las discusiones y el nivel elevado de estrés son comunes. Los conflictos con los hijastros adolescentes pueden no sólo causar tensión en el matrimonio, sino que pueden terminar con él. Aprender a negociar y comunicarse dentro de la nueva estructura familiar puede ayudar a proteger y fortalecer tu matrimonio.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Habla con tu cónyuge cuando sea necesario sobre cualquier problema que estés enfrentando en la familia. Aunque pueda ser difícil, espera a calmarte antes de acudir a tu cónyuge sobre cualquier tipo de problema. Insultar las capacidades de crianza de tu pareja (o a sus hijos) puede resultar contraproducente, no sólo porque el problema quedará sin resolver, sino porque en algunos casos puede empeorarlo.

  2. Decide junto a tu pareja quién disciplinará a los adolescentes. Según el sitio web del National Stepfamily Resource Center, es mejor que durante las etapas iniciales de integración de la familia, el padre biológico imparta la disciplina.

  3. Tengan reuniones familiares para que todos puedan hablar, sugiere MayoClinic.com. Mostrarles a los adolescentes que sus opiniones y sentimientos importan puede ayudar mucho para resolver la tensión familiar.

  4. Habla sobre tu postura con tu cónyuge respecto a las reglas de la casa y sean un frente unido para los niños. Los adolescentes pueden ponerse celosos de sus hermanos o hermanastros si sospechan que existe favoritismo. Procura que las reglas sean coherentes para todos. Preguntarles a los adolescentes si quieren hace un aporte a las reglas, como los toques de queda, puede ayudar a evitar conflictos que afecten tu matrimonio, según PBS Kids.

  5. Conocer al otro padre biológico de tu hijastro e intentar construir una relación civilizada también puede ayudar mucho a proteger tu matrimonio, según afirma el sitio web KidsHealth. Ten en cuenta que criticar al padre de tu hijastro frente a él probablemente genere resentimiento y enojo.

  6. Aprende cosas sobre cada uno de tus hijastros y esfuérzate por compartir cosas que disfruten para crear un matrimonio feliz, según recomienda la American Academy of Pediatrics. Los matrimonios de familias mixtas a veces terminan en divorcio debido al estrés causado por los hijastros, según afirma PBS Parents. Procura que los momentos para crear vínculos sean breves y que terminen cuando sientas que tu hijastro ya no está disfrutando.

  7. Procura saber cómo responder ante los ataques o críticas de tu hijastro. Los adolescentes pueden ser francos respecto al desagrado que sienten hacia su nuevo padrastro, según afirma la American Academy of Pediatrics. No te involucres en situaciones intensas si no puedes controlar tu carácter. Tal vez también sea bueno que le digas a tu hijastro: "Lamento que no estemos de acuerdo sobre las cosas. Espero que a medida que pase el tiempo podamos conocernos más y nos podamos llevar bien".

  8. Pasa tiempo con todos los niños de la casa; incluyendo tus hijos biológicos adolescentes. Los adolescentes pueden tener miedo a que su padre ya no tenga tiempo para su familia cuando tenga una nueva pareja e hijastros, según afirma la American Academy of Pediatrics. Demostrarles a tus hijos que todavía estás a disposición puede aliviar todo tipo de enojo o resentimiento.

  9. Date cuenta de que quizás nunca ames a tus hijastros, según afirma PBS Parents. Algunos padrastros nuevos sólo suman tensión y presiones al matrimonio al creer que todos los integrantes de la nueva familia se deben amar.

Más galerías de fotos



Escrito por candice coleman | Traducido por noelia menéndez