¿Cómo lograr que mi cabello fino esté saludable?

El cabello fino es difícil de peinar, a menudo luce chato y débil y puede quedar encrespado si te colocas un sombrero. Las hebras finas también son más propensas a quebrarse, a tener más puntas florecidas y a otro daño. Si buscas un cabello más resistente, debes comenzar en la ducha. El champú y el acondicionador adecuado pueden darle más grosor al cabello fino, lo que hace que luzca más voluminoso. El calor del secador y las planchas rozadoras puede arruinar el cabello delicado. Sin embargo, con un poco de protección, tu cabellera permanecerá fuerte y saludable.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Champú restaurador
  • Champú aclarador
  • Acondicionador para el engrosamiento
  • Toalla de microfibra
  • Aerosol protector del calor
  • Secador de pelo iónico (opcional)
  • Cepillo de cerdas de nailon o cepillo de fibras naturales

Instrucciones

  1. Limpia el cabello con un champú etiquetado como "restaurador", "fortalecedor" o "renovador". Estos contienen ingredientes que sellan las puntas florecidas y dejan más grueso el cabello fino. Una vez por semana, usa un champú aclarador para deshacerte del residuo. Sigue con un acondicionador para engrosar el cabello. Enjuaga todo el champú y todo el acondicionador. Si tu cabello se siente graso o resbaladizo, continúa enjuagando.

  2. Seca el cabello con una toalla de fibra sumamente absorbente después de la ducha. Las toallas de microfibra absorben rápidamente el agua por lo que no necesitas presionarla o frotar el cabello para secarlo. Demasiada presión y frotado puede dañar el cabello fino y lograr que quede encrespado.

  3. Rocía el cabello con un aerosol protector del calor antes se secar, planchar o rizar el cabello. Estas herramientas de peinado pueden quedar muy caliente, las planchas pueden alcanzar los 410 grados Fahrenheit por lo que es vital proteger tu cabello en primer lugar. La mayoría de los aerosoles protectores del calor funcionan cubriendo el cabello con silicona.

  4. Usa el ajuste de aire frío o caliente, para evitar aplicar un calor muy fuerte al cabello. El calor puede hacer que la cutícula colapse, lo que hará que luzca aún más delgado. El calor medio o bajo hace que el cabello luzca más voluminoso. Prueba con un secador de iones si tienes el cabello encrespado, ya que puede hacer que la cutícula quede plana.

  5. Evita pasar las planchas rizadoras en las puntas del cabello. Al alisar las puntas puedes hacer que el cabello luzca aún más fino. Los extremos rizados hacia adentro es una mejor idea, ya que hace que el cabello luzca más pleno. Usa una plancha cubierta con silicona para obtener una mayor protección del calor.

  6. Usa un cepillo que contenga cerdas de nailon o fibras naturales, como las cerdas de jabalí. Evita los cepillos de metal ya que se calientan rápidamente y pueden quemar la cutícula.

Consejos y advertencias

  • Para agregar volumen, aplica un poco de mousse o de polvo voluminizante en las raíces y luego aplica un polvo texturizador sobre el cabello. Da vuelta la cabeza y seca el cabello en las raíces.
  • Un corte en capas hace que el cabello luzca más espeso.
  • Si tiñes el cabello, opta por una coloración de varias dimensiones. Un color solo puede hacer que el cabello luzca chato.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por alejandra prego