Cómo lograr que el bebé duerma en su moisés

Un moisés es un tipo de cuna pequeña y portátil que se utiliza a menudo para los recién nacidos. Muchos padres utilizan un moisés para su recién nacido, ya que es fácil pasar de una habitación a otra y puede ser colocado al lado de la cama de los padres para las alimentaciones nocturnas. Para que tu recién nacido duerma en un moisés debes adoptar un enfoque coherente. Aunque pueda ser tentador colocar al bebé en la cama contigo, no es seguro. Kids Health recomienda que el bebé se coloque sobre su espalda, en el interior de un moisés o una cuna, para dormir de forma segura.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Crea una rutina constante para tu bebé. Las rutinas consistentes e inducciones para el sueño ayudan a que el bebé se sienta somnoliento antes de ser colocado en el moisés. Bañarlo, alimentarlo, ponerle un pañal limpio, mecerlo suavemente, cantarle una canción de cuna y luego poner al bebé en el moisés es una rutina típica para muchos recién nacidos.

  2. Asegúrate de que tu bebé esté despierto cuando lo pongas en la cuna, si es posible. Mientras que muchos recién nacidos se duermen mientras están lactando o son alimentados con un biberón, es útil enseñarle al niño que el tiempo de sueño es algo que puede iniciar por su cuenta. Una vez que haya terminado su alimentación de la noche y le hayas cambiado el pañal, ponlo en el moisés cuando esté somnoliento, pero aún no esté completamente dormido. Esto le ayudará a aprender a calmarse.

  3. Envuelve a tu bebé, si le gusta que lo envuelvas, en una manta. Los recién nacidos están acostumbrados a un ambiente relativamente apretado, por lo que envolverlo estrechamente puede ayudar a que su bebé se quede dormido durante más tiempo. No sólo puede ser una fuente de consuelo, sino que también ayuda a minimizar los reflejos de sobresalto que pueden despertar a tu bebé. Para envolverlo, dobla la manta en un gran triángulo y coloca a tu bebé en el medio. Cubre al bebé con un lado de la manta, envolviéndolo firmemente alrededor de su cuerpo y metiéndola debajo de su cuerpo. Toma el otro lado del triángulo y dóblalo sobre el bebé, de nuevo metiéndolo debajo de su cuerpo a medida que lo colocas en el moisés.

  4. Cántale una canción de cuna al bebé o léele un cuento, una vez que lo hayas colocado en el moisés. A pesar de que los recién nacidos aún no tienen ansiedad por la separación, la noche aún puede ser un momento difícil para ellos. La estipulación del día y la transición al sueño pueden ser difíciles. Dado que ha estado oyendo tu voz desde hace meses, ya que el oído se desarrolla en el útero, hablar o cantar ayuda a calmar a tu bebé y le recuerdan que estás todavía presente.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn williams | Traducido por eliana belen doria