Lociones nocturnas seguras para recién nacidos

Tu bebé recién nacido tiene la piel delicada y sabes que no puedes ponerle cualquier cosa. Las lociones son una forma efectiva para hidratar su piel después de un baño y brindan una herramienta de masaje ligero al bebé que le causa sueño y acunamiento. Muchos médicos te dirán que los recién nacidos en realidad no necesitan usar loción, pero que probablemente no le hará daño si decides aplicarle una. Sin embargo, no cualquier producto es adecuado. Elige uno que esté diseñado para darle al bebé el mayor beneficio.

Productos que debes buscar

La mayoría de las lociones que se venden en la sección de cuidados para el bebé de tu tienda favorita son seguras para tu recién nacido. Sin embargo, lee las etiquetas cuidadosamente antes de comprar, sólo para asegurarte de que has elegido una que sea adecuada para su piel. MayoClinic.com recomienda inclinarse por una crema de noche que sea hipoalergénica. Esto reduce el riesgo de una reacción de la piel al producto. También es una buena idea elegir una loción que sea dermatológicamente probada y aprobada, que no sea grasosa cuando se aplica. Compra tamaños de muestra de varias opciones y pruébalas para encontrar la que más te guste.

Ingredientes

Mientras revisas la botella para encontrar una loción segura, lee los ingredientes. Vas a querer una que no contenga ingredientes como parabenos u otros conservadores. Cuanto más corta sea la lista de ingredientes, menos probable es que un ingrediente cause reacción a la piel. Si la loción en cuestión no dispone de una lista de ingredientes, ponla de nuevo en el estante y elige otra. Si utilizas una sin tener conocimiento de lo que contiene, podrías tener problemas y no ser capaz de determinar qué ingrediente podría haberlos causado. Elige una loción nocturna sin colorante y sin perfume, para reducir aún más el riesgo de exposición a un ingrediente dañino.

Cómo utilizarlas

Usar una loción nocturna segura es tan importante como elegir la correcta. Si le das a tu bebé un baño antes de aplicarle la loción nocturna, asegúrate de secar su piel y luego usar una pequeña cantidad en todo el cuerpo, evitando los ojos y la boca. Frota la loción con un movimiento circular y utiliza sólo una pequeña cantidad, ya que no tendrás mucha superficie a cubrir. Si la crema de noche siempre huele raro o cambia en su consistencia, tírala a la basura y compra una nueva. Si decides usar la loción para darle un masaje a tu recién nacido, presiona ligeramente para evitar lastimarlo y habla con tu pediatra si tienes dudas sobre cómo hacerlo.

Consideraciones

Los recién nacidos a menudo tienen extraños problemas de piel. Les puede dar acné y su piel a menudo se reseca después del nacimiento y se despelleja. Si bien la loción puede ayudar con algunos problemas de la piel, para otros tal vez no sea la mejor opción. Si la loción nocturna no soluciona el problema, deja de usarla y consulta con tu pediatra sobre tratamientos alternativos. Si notas una erupción o cambios en la piel después de usar la loción nocturna, deja de usarla y ponte en contacto con el médico de tu bebé.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por mayra cabrera