Lociones corporales que contienen lavanda y aceite del árbol de té

Las lociones con extractos de la lavanda y aceite de árbol de té ayudan a proporcionar confort con su aroma y el alivio de la irritación de piel. Pero no cualquier mezcla de extractos cura todas las necesidades y los males. Para conseguir el efecto deseado y los beneficios de una loción de lavanda y árbol de té, debes determinar cuidadosamente tu tipo de piel. Los tipos de piel se clasifican generalmente como formulaciones normal, seca, grasa, sensible o su mixta, y diferentes lociones pueden afectar la piel de diversas maneras.

Piel normal o seca

La piel se considera normal cuando no está excesivamente envejecida o arrugada en apariencia y no tiene una fuerte evidencia de irritación o descamación celular. La piel normal contiene niveles adecuados de humedad natural para verse y sentirse suave, por lo que unas lociones de lavanda y aceite del árbol del té adecuadas para este tipo de piel son aquellas a base de agua. La piel seca, por otra parte, tiene problemas tales como opresión, aspereza, descamación celular e irritación. A diferencia de la piel normal, la piel seca carece de la humedad en la superficie y los beneficios de los suplementos de aceite. Las lociones de lavanda y de árbol de té que están relativamente libres de detergentes y alcohol tienen potentes beneficios para la piel seca.

Piel grasa, sensible o mixta

Los indicios superficiales de la piel grasa son brillantez, poros e imperfecciones ensanchadas asociadas con el acné. Las lociones de lavanda y árbol de té que no sea abrasiva y no obstruyan tus poros es una buena opción para la piel grasa propensa a brotes de acné. La piel mixta requiere una loción que establezca un delicado equilibrio entre ciertas áreas que muestran signos de sequedad y otras que parecen grasas. Un sitio común para la piel grasa es el área de la frente, nariz y mentón, conocido como la zona T. Una loción viscosa de lavanda y árbol del té aplicada a la región facial podría aumentar los síntomas de exceso de grasa, mientras que una loción cargada con agentes astringentes, como el alcohol o peróxido de benzoilo, podrían contribuir a sequedad en otras partes del cuerpo. Determinar la loción de lavanda y árbol de té correcta para pieles sensibles -que pueden mostrar síntomas de irritación por soluciones tópicas, el clima, la herencia y otros factores- puede requerir orientación de tu dermatólogo.

Beneficios

El aceite de árbol de té se promociona como un extracto que alivia la piel de manera suave y natural. Su eficacia no está clínicamente probada en todos los casos, y los resultados varían de una persona a otra. Los extractos del aceite de árbol de té se han utilizado para aliviar dolencias tan variadas como el pie de atleta, herpes, acné y piojos. Los Institutos Nacionales de la Salud informan que el aceite de árbol de té que se vende comercialmente es generalmente seguro para aplicaciones tópicas, y también advierte que la lavanda tiene pocos beneficios para la salud clínicamente probados. Pero reconoce que algunos estudios muestran que la lavanda alivia los síntomas de la ansiedad, y que ha sido invocado por siglos para aliviar dolores de cabeza, malestar estomacal, pérdida del cabello y el insomnio.

Notas del consumidor

Las lociones catalogadas por sus beneficios terapéuticos a menudo cuentan con aceite del árbol del té como un ingrediente principal. Para el propósito de mejorar la aroma de las lociones, también pueden incluirse extractos de lavanda. Las lociones de lavanda y árbol de té a menudo se comercializan para satisfacer las necesidades de cuidado de la piel para partes específicas del cuerpo y grupos de edad, como los bebés. Los resultados de su uso pueden variar y tendrás que probar la crema y decidir si ayuda a tu piel o no. Como una nota adicional de advertencia: un estudio ampliamente citado patrocinado por el "New England Journal of Medicine" plantea la preocupación de que la combinación de aceite de árbol de té y lavanda podría contribuir a una anomalía conocida como ginecomastia prepuberal, o agrandamiento de las mamas en los varones jóvenes. En el estudio se incluyó a muy pocos sujetos de prueba, y los efectos de la combinación de aceite de árbol de té y extractos de lavanda fueron inspeccionados por un breve período de tiempo. Sin embargo, la revista llegó a la conclusión de que la exposición repetida a las cremas hidratantes que contienen extracto de lavanda y aceite de árbol de té puede causar en los chicos inflamación en el área del pecho.

Más galerías de fotos



Escrito por a. scott walton | Traducido por txell parera