Lociones bronceadoras para las piernas

No necesitas empaparte de rayos ultravioleta al sol o en una cama solar para que tus piernas obtengan un aspecto saludable y más oscuro. Las lociones autobronceantes son un método fácil e inofensivo de darle a tus piernas una tez bronceada, todo sin salir del baño. Sin embargo, debes hacer algunas consideraciones al aplicar lociones autobronceantes sobre tus piernas, por lo que debes seguir los pasos adecuados para asegurarte un bronceado sin sol homogéneo y duradero.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Exfoliante para la piel
  • Loción humectante
  • Loción de bronceado sin sol

Instrucciones

  1. Afeita y exfolia tus piernas antes de aplicar la loción autobronceante. Las piernas deben estar suaves y sin pelos o células muertas; esto te asegura un bronceado más homogéneo y de mayor duración. Debes asegurarte de exfoliar las rodillas, donde la piel es más gruesa. Espera algunas horas después de la exfoliación y de la depilación de tus piernas para que tus poros se achiquen y se cierren, para evitar las manchas.

  2. Seca bien tus piernas con una toalla, ya que tu piel debe estar tan seca como sea posible al aplicar la loción autobronceante. Sin embargo, "US Weekly" recomienda frotar una pequeña cantidad de humectante en las rodillas y en los tobillos porque tienden a oscurecerse demasiado rápido si no les pones un poco de protección; si omites este paso, puedes diluir la solución a medida en que la aplicas.

  3. Frota la loción de acuerdo a las instrucciones, ya que las lociones autobronceantes pueden variar ligeramente de acuerdo a las marcas y los tipos. Si no humectaste las rodillas y los tobillos antes de aplicarla, diluye la loción que pondrás en estas zonas mezclándola con la misma cantidad de humectante y luego mézclala con el resto de la pierna para lograr un tono uniforme.

  4. Espera de 10 a 15 minutos antes de vestirte y cuando lo hagas, usa ropa suelta durante al menos tres horas. Para acelerar el proceso de secado, aplica un secador de pelo con un ajuste de aire frío sobre tus piernas, ya que el aire caliente las hará sudar y esto arruinará el bronceado.

  5. Humecta las piernas a diario durante aplicaciones, que deberás mantener cada dos o tres días o de acuerdo a las instrucciones del producto. Generalmente, debes exfoliar y volver a aplicar el producto dos o tres veces por semana.

Más galerías de fotos



Escrito por tom ryan | Traducido por alejandra prego