Cómo hacer una loción para el rostro con aloe y aceites esenciales

El aloe vera es conocido por sus propiedades curativas y calmantes. Alivia la piel que está de un color rojo intenso, es refrescante para las reacciones alérgicas y cura la piel afectada por el eccema, la psoriasis y el herpes zóster. También es muy eficaz para el tratamiento de las quemaduras solares. Las propiedades de los aceites esenciales son reconocidas desde hace mucho tiempo. Según la International Federation of Aromatherapists, las moléculas de los aceites esenciales son tan diminutas "que penetran fácilmente en la piel hacia el torrente sanguíneo, que las transporta a lo largo del cuerpo".

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Pequeño frasco de vidrio con tapa de rosca
  • Gel de aloe vera
  • Aceite de jojoba
  • Cuchara de té
  • Aceites esenciales de tu preferencia como aceite de rosas, aceite de incienso, aceite de manzanilla, aceite del árbol del té, aceite de geranio o aceite de neroli

Instrucciones

    Crema básica para la piel

  1. Agrega 15 ml (3 cucharaditas al ras) de gel de aloe vera en un frasco de vidrio y combina con 5 ml (1 cucharadita) de aceite de jojoba. Revuelve la mezcla hasta que comience a espesarse. Esto sólo te llevará un par de minutos.

  2. Agrega 2.5 ml más (1/2 cucharadita al ras) de gel de aloe vera y revuelve vigorosamente hasta que la mezcla quede ligera y opaca.

  3. Cierra la tapa y almacena en un lugar fresco y seco.

    Para la piel madura o arrugada

  1. Haz la crema básica descrita en la sección 1.

  2. Agrega dos gotas de aceite esencial de rosa otto, 4 gotas de aceite esencial de neroli y 4 gotas de aceite esencial de incienso y mezclalos suavemente.

  3. Cierra la tapa y usa la crema en la mañana y por la noche para obtener los mejores resultados.

    Para la piel grasa o mixta

  1. Haz la crema facial básica en la forma descrita en la sección 1.

  2. Agrega 4 gotas de aceite del árbol del té, 2 gotas de aceite de manzanilla, 4 gotas de aceite de geranio y revuelve suavemente. Si tu piel es muy sensible, considera sustituir el aceite de incienso por el aceite del árbol del té.

  3. Cierra la tapa y almacena en un lugar fresco y seco. Úsalo en la mañana y en la noche.

Consejos y advertencias

  • La crema se puede conservar durante cuatro a seis semanas en una habitación fresca con un temperatura de 55 grados Fahrenheit (10 grados Celsius). No la dejes bajo la luz solar directa.
  • Los aceites esenciales son muy potentes, por lo que no debes agregar gotas adicionales a la mezcla. Úsalos con precaución en las personas mayores y en los niños. Si la crema es tanto para los ancianos como para los niños, usa una sola gota de cada aceite.

Más galerías de fotos



Escrito por alison boots | Traducido por alejandra prego