Cómo hacer una loción de manos natural y no pegajosa

En un esfuerzo de recortar la exposición a los ingredientes potencialmente fuertes, quizá escojas productos de belleza etiquetados como "orgánicos" o "naturales. Sin embargo, de acuerdo con Campaign for Safe Cosmetics, los productos de belleza no son regulados por el Gobierno de los Estados Unidos, lo que significa que estas lociones comerciales de mano "seguras" y "naturales", pueden ser de todo excepto saludables. En su lugar, crea tu propia loción de manos natural y no pegajosa de productos que tengas en casa o que puedas comprar en la tienda de manualidades de tu localidad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 5 cucharadas de cera de abeja
  • 2 cucharadas de aceite de oliva o de almendra dulce
  • 5 cucharadas de manteca de cacao
  • 10 a 15 gotas de aceite esencial
  • 1 contenedor hermético

Instrucciones

  1. Deja caer 5 cucharadas de cera de abeja en el tazón para microondas. Calienta la cera con temperatura alta por intervalos de 30 segundos. Revuélvela cada vez antes de colocarla de regreso en el microondas. Una vez la cera esté completamente derretida, sácala cuidadosamente.

  2. Mide y vierte 2 cucharadas de aceite de oliva, aceite de jojoba o de almendra dulce y 5 cucharadas de manteca de cacao en el tazón. Bate los contenidos vigorosamente hasta que queden cremosos. Si la loción se siente un poco pegajosa, vierte más manteca de cacao.

  3. Agrega de 10 a 15 gotas de aceite esencial en tu base de loción no pegajosa. Revuelve y continúa agregando aceite esencial hasta que tengas la intensidad del olor deseado. La lavanda o manzanilla (chamomile) son opciones relajantes. El aceite de rosa siempre es una fragancia clásica. Si quieres algo más vibrante considera la citronela, jengibre (ginger) o toronja (grapefruit).

  4. Almacena tu loción casera en un contenedor hermético. Si los productos empiezan a separarse, revuelve la loción vigorosamente antes de aplicarla.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por alejandra rojas