Cómo hacer una loción de bronceado en casa que no dañe tu rostro

Al acercarse el verano puedes hacer tu propia loción de bronceado personalizada que te proporcionará un brillo saludable sin necesidad de exponerte en exceso a los dañinos rayos ultravioletas del sol o de pagar costosas lociones autobronceantes de marca.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Loción humectante
  • Polvo bronceador
  • Tazón pequeño
  • Filtro solar (opcional)
  • Pincel limpio para aplicar sombra de ojos y esponja (opcional)

Instrucciones

  1. Obtén un tazón pequeño. Mide cinco cucharadas de loción humectante y ponlas en el recipiente.

  2. Agrega cuatro cucharaditas de filtro solar para proporcionarle una cualidad protectora a tu loción.

  3. Agrega una cucharadita de polvo bronceador que combine con la tonalidad de tu piel o que tenga un tono más oscuro, a la mezcla.

  4. Mezcla con una cuchara o con un pincel limpio para aplicar sombra de ojos y ponte la loción en el rostro y en el cuerpo, usando las manos o una esponja limpia.

Consejos y advertencias

  • Agrega el bronceador moderadamente. Siempre puedes añadir más cantidad más tarde si la loción no es lo suficientemente oscura para tu gusto. Prueba la loción en la parte posterior de la mano para ver si es lo suficientemente oscura antes de aplicarla en el cuerpo y en el rostro.
  • Si no tienes polvo bronceador simplemente raspa un poco de tu polvo compacto o de la paleta de rubores bronceadores.
  • No te des una ducha o te bañes cuando tengas el bronceador hecho en casa, ya que no es a prueba de agua y el efecto desaparecerá.

Más galerías de fotos



Escrito por sasha kash | Traducido por alejandra prego