L-lisina y almendras

Las almendras son un alimento popular consumidas enteras o como ingrediente en muchos alimentos dulces y salados en todo el mundo. La L-lisina es un aminoácido esencial que se encuentra en muchos alimentos, incluyendo las almendras. En la edición de septiembre 2005 de la "Plant Foods in Human Nutrition", un equipo de investigadores dirigido por el profesor K. Sathe, Ph.D., de Florida State University, revisó el contenido de L-lisina y otras características nutricionales de muchas variedades de almendras populares en los Estados Unidos.

Tipos

Sathe y sus colegas informan que hay tres variedades populares de almendras estadounidenses, comúnmente conocidas como Carmel, nonpareil y Mission, en función de su forma o área de origen. Las tres almacenan sus proteínas en forma de amandina, una proteína de almacenamiento única en las almendras que contiene relativamente poca L-lisina. El contenido de L-lisina varía ligeramente, menos del 3%, entre ellas.

Significado

MDConsult.com afirma que la L-lisina desempeña un papel importante en el crecimiento, la cicatrización de heridas, la absorción de calcio y la conversión de grasas de la dieta en energía. La L-lisina es "esencial", lo que significa que el cuerpo debe obtenerla de los alimentos, ya que no puede producirla por sí solo. Una dieta baja en L-lisina provoca degradación del músculo para liberar esta sustancia y realizar las actividades esenciales. Sathe y sus colegas afirman que las almendras son una fuente pobre de L-lisina.

Requerimientos

Food and Nutrition Board del Institute of Medicine dice que el requerimiento promedio estimado para la L-lisina varía según la edad y el tamaño corporal. Los bebés necesitan más, proporcionalmente, alrededor de 40 mg por kilo de peso corporal. Los niños entre 1 y 3 años necesitan aproximadamente 26 mg por kilogramo de peso corporal por día y los niños de entre 4 y 12 años necesitan alrededor de 20 mg. Los requerimientos de L-lisina se estabilizan alrededor de los 13 años. Tanto los adultos como los niños mayores de 13 años necesitan alrededor de 16 mg por kilo de peso corporal. Una sola porción de almendras contiene alrededor de 145 mg de lisina.

Complicaciones

Los veganos que dependen en gran medida de las almendras para obtener proteínas podrían tener deficiencia de L-lisina. Los síntomas de la deficiencia de L-lisina, de acuerdo con University of Maryland Medical Center, incluyen fatiga, náuseas, mareos, pérdida del apetito, agitación, ojos rojos, crecimiento deficiente, anemia y problemas reproductivos. El médico puede diagnosticar deficiencia de L-lisina con exámenes de sangre o de historia dietética. El tratamiento consiste en aumentar el consumo de alimentos ricos en L-lisina, como los productos de soya y legumbres para los veganos y las aves de corral, pescado y productos lácteos para todos los demás.

Consideraciones

El contenido de L-lisina en las almendras ha llamado la atención debido a una supuesta relación entre el consumo de frutos secos y los brotes de herpes. Mientras que las almendras contienen poca lisina, son ricas en otro aminoácido, la L-arginina, que se cree que desencadena la activación del virus del herpes simple. La L-lisina también parece mejorar la absorción de calcio, algo potencialmente importante para las personas que padecen osteoporosis. Sin embargo, en comparación con la leche de vaca y la leche de soya, la leche de almendras contiene muy poca L-lisina y calcio, por lo que es una mala opción para las personas que intentan tratar la osteoporosis a través de la dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por heather gloria | Traducido por mayra cabrera