Cómo llevar medicación en los cruceros

Si bien nadie desea que las preocupaciones médicas tomen un espacio relevante durante un crucero, es vital que tu salud constituya una de tus prioridades con el fin de disfrutar una experiencia segura y tranquila. Si viajas con medicación, mantén los mismos horarios que en tu hogar al tomar tus medicinas de prescripción, a la misma hora de manera cotidiana. Además, ten en cuenta que algunas medicaciones, tales como los antidepresivos, pueden empeorar el mareo.

Medicación básica


La mayoría de los cruceros cuentan con una clínica médica.

Aunque la mayoría de los cruceros se encuentran equipados con una clínica médica, no resulta inteligente depender de ella para la reposición de medicamentos importantes. Puede ser complicado lidiar con farmacias extranjeras, cuando están disponibles, ya que pueden no contar con lo que necesitas. Siempre viaja con la medicación necesaria suficiente, como para durar todo el crucero, más alguna cantidad extra en el caso de que el barco sufra alguna demora. Para evitar problemas de aduana, mantén todos los medicamentos en sus envases originales, y lleva una copia de tus prescripciones.

Medicación para el mareo


Empaca la medicación necesaria para todo el viaje.

El mareo puede constituir un inconveniente en tu crucero, de manera que considera empacar tu propia medicación con el fin de combatir el problema. Si bien la mayor parte de los cruceros vende píldoras para el mareo de venta libre, no solamente te resultarán más costosas que en tierra, sino que incluso pueden no disponer de las especiales que necesitas. En situaciones extremas, algunos médicos de los cruceros tratan a los pacientes con mareo con una inyección, de acuerdo con la línea de cruceros Carnival; pero, insistimos, tendrás que pagar su costo.

No olvides este tipo de medicación


Prepárate para cualquier contingencia.

De manera desafortunada, los brotes de diarrea, vómitos y náuseas son comunes durante los cruceros, y se contagian con facilidad entre las personas que comparten cabinas cercanas, de acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades (Centers for Disease Control). Prepárate para la contingencia al empacar medicaciones básicas para tratar síntomas tales como acidez estomacal, diarrea, y molestias o dolores. Si bien puedes, por lo general, adquirir este tipo de medicamentos en las tiendas del barco, el precio será mayor. Además, tenerlos a mano significa que puedes tomarlos enseguida.

Otras sugerencias saludables


Antes de reservar el crucero, consulta acerca de tu cobertura de salud.

Antes de reservar un crucero, consulta con tu proveedor de seguros de salud para saber si la cobertura es válida a bordo, y, de ser necesario, en un país extranjero. Si no lo es, invierte en un seguro de salud de viajes que también cubra el costo alto de una evacuación de emergencia. Para evitar enfermedades, lávate las manos con frecuencia con agua y jabón. Siempre consume alcohol con moderación para no sufrir resacas u otros efectos colaterales desagradables producto de la ingesta de alcohol excesiva. Si tu barco cuenta con un gimnasio o clases de ejercicios, puedes aprovecharlas.

Más galerías de fotos



Escrito por hallie engel | Traducido por sofia elvira rienti