¿Cómo llevar insulina y jeringas en un avión?

Si has sido diagnosticado con diabetes, tu médico probablemente te recetará insulina para ayudar a regular el azúcar en la sangre. El medicamento se administra mediante una inyección bajo la piel, y los diabéticos suelen tener que inyectarse con regularidad la insulina en momentos específicos durante el día para mantener su azúcar en la sangre dentro de niveles seguros. Como resultado, es posible que debas administrar la insulina durante un vuelo de avión, sobre todo si vas a viajar a un destino lejano. En cualquier caso, es más seguro empacar toda la insulina que necesitas en tu equipaje de mano.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Insulina
  • Jeringas o agujas
  • Pequeña bolsa aislado
  • Paquetes de gel refrigeradas

Instrucciones

  1. Empaca el doble de la cantidad de insulina que piensas que necesitas para tu viaje, indica Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el control de enfermedades y prevención). Guarda todos los medicamentos en tu equipaje de mano. Empacar el gel refrigerado en una pequeña bolsa aislada ayudará a mantener la insulina fría.

  2. Mantén tanto la insulina como las agujas en su embalaje original, y asegúrate de que el envase todavía muestra la etiqueta pre-impresa que identifica el medicamento dentro. Lleva una identificación médica que confirme que tienes diabetes, junto con tu tarjeta de seguro médico y la información de contacto de tu médico. También debes llevar una copia de tu receta original.

  3. Dile a empleados de seguridad del aeropuerto que llevas insulina y agujas. La Transportation Security Administration (Administración de la seguridad de transportación) recomienda presentar los suministros médicos separados del resto del equipaje en el control de seguridad. Los miembros del personal deben verificar las agujas y jeringas, ya sea mediante la inspección o llevar a cabo una exploración con rayos X, pero una vez realizadas las comprobaciones pertinentes podrás llevarlos en el avión.

Consejos y advertencias

  • Prepárate para vuelos más largos trayendo bocadillos contigo en caso de que tu glucosa en la sangre caigan, sugiere la CDC. Si te servirán una comida durante el vuelo, llama a la compañía aérea con antelación y pide comida apta para diabéticos, pero si no es así, asegúrate de llevar suficiente comida contigo para tener a lo largo del vuelo.

Más galerías de fotos



Escrito por rita kennedy | Traducido por verónica sánchez fang