Cómo llevar a tu hijo a Disneyland

Disney se ha convertido en un nombre familiar, tentando a los visitantes jóvenes y viejos con atracciones, espectáculos elaborados y tiendas y restaurantes que te mantendrán ocupado durante horas. El parque de atracciones Disneyland ha evolucionado a lo largo de los años, agregando paseos para las nuevas generaciones y manteniendo las clásicas atracciones que los visitantes han llegado a amar. Disneyland es una excursión ideal para familias con niños pequeños. Aunque una visita a Disney hace al día mágico, la planificación cuidadosa puede ayudar a los padres a maximizar los buenos tiempos y evitar los momentos de estrés.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Investiga la temporada alta y baja para Disneyland antes de elegir un día para ir. Si es posible, visita el parque entre semana durante meses en que los niños están en la escuela, evitando todos los días festivos. Mientras que el trabajo y la escuela hacen que sea difícil ir en estos días, el número de visitantes se reduce drásticamente, por lo que el sacrificio vale la pena. Visita el sitio web de Disneyland para consultar los horarios de los parques, horas de los desfiles y espectáculos. Trata de visitarlo en un momento en que el parque permanezca abierto después de las 9 horas, ya que te darán más diversión por tu dinero.

  2. Antes de salir hacia el parque, prepara un montón de suministros para ayudarte a superar el día con un pequeño. Un paquete de ropa extra, toallas, un abrigo, sombrero y bolsas de plástico para los accidentes. Lleva protector solar, ibuprofeno para niños y desinfectante para las manos. Empaca todo en una mochila resistente, para que sea más fácil de llevar. Para los niños pequeños, lleva un gran coche con espacio para el almacenamiento en la parte inferior.

  3. La mañana de tu visita, consulta el sitio web para obtener información sobre el cierre de paseo. Ten una charla con tu hijo acerca de a qué paseos quieren acceder. Podrías incluso hacer una lista de los 10 mejores paseos que esperan ver mientras estén allí. Para viajes con colas notoriamente largas como Space Mountain, Star Tours y Splash Mountain, utiliza tu boleto de para acelerar la fila con "pases rápidos". Solo se puede obtener un pase rápido a la vez, así que empieza temprano con el fin de obtener la mayor cantidad de ellos.

  4. Si comes un desayuno abundante, solo tendrás que comprar el almuerzo y la cena en el parque. Revisa bien el sitio web Disneyland o mapa del parque en busca de los múltiples locales de comidas. Pueden comer una comida sencilla con hamburguesas de The Village Haus, ir a restaurantes de servicio completo en el mercado francés o realmente dar a los niños un regalo con opciones gastronómicas de los personajes del parque. Puedes elegir entre un buffet con Goofy y sus amigos en la cocina de Goofy o una comida con las princesas de la Gruta de Ariel, entre otros puntos.

  5. Encuentra tiempo para relajarte e incluso que tu hijo pequeño duerma la siesta en el cochecito mientras que estás sentado y relájate. Main Street cuenta con una galería donde podrás refrescarte y ver obras de arte originales de Disney, mientras que tu pequeño duerme. Si tu hijo es demasiado grande para las siestas, aguarda a los juegos largos, como Piratas del Caribe, la Mansión Embrujada y Mundo Miniatura para los momentos en que necesites un lugar fresco para sentarse y relajarte un rato.

  6. Asegúrate de que toda la familia tiene abundante protector solar para un largo día en el parque. Ten cuidado al entrar en la sombra a menudo y mantén a tu hijo hidratado durante todo el día. Como medida de seguridad, habla con tu hijo acerca de qué hacer si se separa de ti. Escribe tu número de teléfono en un trozo de papel y guárdalo en tu bolsillo, dándole instrucciones de dar ese número a un empleado de Disneyland si se pierde.

Más galerías de fotos



Escrito por audrey lucas | Traducido por maría dolores meade