¿Llegan los bebés nacidos a término antes a las metas?

Aunque los niños crecen a diferentes ritmos, los bebés que nacen a término después de 37 semanas han tenido más tiempo para desarrollarse antes del nacimiento. Como resultado, son más dados a llegar a sus metas a tiempo, mientras que los que nacieron de forma prematura pueden quedarse atrás. El célebre pediatra Dr. William Sears explica que el ritmo de ciertas metas varía para cualquier bebé, particularmente en lo que se refiere al desarrollo motor grueso.

En comparación

Los bebés nacidos de forma prematura normalmente alcanzan algunas de sus metas de desarrollo más tarde que los bebés que nacen a término. Los sistemas corporales de un bebé que nace de forma prematura no funcionan igual que en uno nacido a las 40 semanas, porque no han tenido tanto tiempo para desarrollarse. Eso es por lo que los prematuros suelen llegar a determinadas metas después que los bebés nacidos a término. Aunque a la mayoría de los bebés prematuros les va bien después de nacer, algunos de los más pequeños siguen experimentando retrasos de desarrollo o discapacidades físicas que requieren más intervención. Sin embargo, no sólo los prematuros pueden tener problemas. Los bebés nacidos después de 42 semanas también pueden sufrir retrasos de desarrollo.

Complicaciones de retraso

Un embarazo que pasa la fecha de término es uno de más de 42 semanas, con el riesgo de complicaciones incrementado si das a luz tras 40 semanas. Un bebé nacido tarde puede pesar más y experimentar problemas de respiración en el nacimiento. Tu bebé también puede ser más pequeño. Después de pasar tu fecha de parto prevista, la placenta empieza a debilitarse. Debido a que no le llegan suficiente oxígeno y nutrientes, el crecimiento de tu bebé se ralentiza y puede no continuar desarrollándose normalmente en el útero. Después de 40 semanas, la cantidad de líquido amniótico que rodea al bebé puede disminuir, pinzando el cordón umbilical y reduciendo la cantidad de oxígeno y nutrientes que obtiene tu bebé. Una falta de oxígeno durante un extenso periodo de tiempo puede causar daño cerebral y llevar a que el bebé sufra discapacidad a largo plazo y retrasos en el desarrollo después del nacimiento.

Problemas de comportamiento

Los retrasos en las metas de desarrollo incluyen las discapacidades de aprendizaje identificadas en los niños de edad escolar. Aunque el desarrollo motor es una meta temprana en los bebés, los retrasos en el lenguaje y la cognición pueden llevar a habilidades de lectura pobres y problemas para aprender a medida que un niño crece. Un artículo publicado por “The Guardian” en 2012 informa de que los bebés nacidos tras la fecha de término tienen un mayor riesgo de desarrollar problemas de comportamiento y de aprendizaje. Los resultados del estudio danés, que se publicó en el “International Journal of Epidemiology”, muestran que los bebés nacidos tarde tenían el doble de posibilidades que los nacidos a término de mostrar señales de trastorno por déficit de atención con hiperactividad, conocido como TDAH.

Progresión de desarrollo normal

El ritmo no es por poco tan importante como la progresión en lo que se refiere a las metas de desarrollo de un bebé, apunta el Dr. Sears. Incluso si tu bebé parece un poco por detrás de otros de su edad, mientras continúe desarrollando gradualmente sus habilidades motoras, seguirá encaminado. Es momento de preocuparse si no hay desarrollo nuevo tras dos o tres meses. Si eso sucede, es hora de hablar con su pediatra, ya que un problema con el desarrollo en un área podría significar retrasos en otras metas de desarrollo.

Más galerías de fotos



Escrito por amber keefer | Traducido por natalia navarro