¿El llanto excesivo y el esfuerzo en bebés pueden causar hernias?

Las hernias son bastante comunes en los niños: a veces, los bebés nacen con ellas, aunque no las notes hasta que tu bebé tenga varias semanas de edad. Las hernias son más comunes en los niños que en las niñas, pero también pueden presentarse en estas últimas. Hay varias razones por las que un niño puede desarrollar una hernia.

Definición y tipos de hernias

Una hernia es una sección de los intestinos u otros órganos que sobresale a través de un punto débil en un músculo, como los músculos abdominales. Hay tres tipos de hernias que pueden afectar a los niños: la hernia inguinal, que aparece cuando un pedazo de tejido blando, por lo general el intestino, se mueve al canal inguinal, y se extiende a lo largo de la ingle y la zona baja de la pelvis. Las hernia inguinales parecen una protuberancia o tumefacción en la ingle o en el escroto. La hernia umbilical, que se produce cuando la parte de la zona abdominal, donde el cordón umbilical del bebé se desarrolla y se cae, no cierra correctamente y un pedazo del intestino se mueve a ese espacio. La hernia umbilical parece una protuberancia o hinchazón en el área del ombligo. La hernia de hiato, que ocurre cuando una parte del estómago presiona el esófago. Por lo general, los niños con esta afección nacen con ella, y a menudo ocurre con el reflujo gastroesofágico en los bebés, según MedlinePlus. Es probable que tu pediatra diagnostique este tipo de hernia si tu bebé tiene problemas digestivos.

Llanto excesivo o esfuerzo

El llanto excesivo y el esfuerzo que se le asocia generalmente no tienden a causar hernias, pero el aumento de la presión por el llanto puede hacer que la hernia sea más evidente. Sin embargo, también hay otros tipos de esfuerzos que pueden causar una hernia. Si tu hijo tiene que esforzarse para defecar, esto puede provocar tanto una hernia inguinal como una hernia de hiato por la presión crónica y continua en las paredes musculares, según MayoClinic.com. Lo mismo puede suceder si el bebé vomita repetidamente. La presión asociada con la tos crónica también puede desarrollar una hernia.

Otras causas

Aparte de la presión excesiva, hay otras razones por las que pueden desarrollar una hernia. Los bebés prematuros tienen riesgo de desarrollar una hernia, al igual que cualquier niño que tenga un padre o hermano que tuvo una hernia cuando era un bebé, según el Boston Children's Hospital. Ya sea una hernia de hiato o inguinal puede ser consecuencia de lesiones en el área.

Consideraciones

En la mayoría de los casos, una hernia umbilical desaparecerá por sí sola a los tres o cuatro meses de edad. Si aún está presente a los cinco años, el médico de tu hijo puede recomendar una cirugía. Generalmente, las hernias de hiato son tratadas con dieta y medicamentos, mientras que es necesario realizar una cirugía para las hernias inguinales. Según el Boston Children's Hospital, las hernias inguinales normalmente se repararán quirúrgicamente poco después de descubrirlas, ya que el intestino puede atorarse en el conducto inguinal y cortar el suministro de sangre al intestino, lo que provoca algunos daños. Los médicos realizarán una cirugía antes de que esto ocurra. El procedimiento es bastante simple.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por mayra cabrera