Llantas de bicicleta de montaña con cámara VS. sin cámara

El debate entre usar cámara o no es común con respecto a las bicicletas de montaña. Dado que ambos sistemas son confiables y tienen sus propias ventajas, esto verdaderamente depende de las preferencias del ciclista y su tranquilidad. Experimentar con los dos sistemas es una manera segura de encontrar qué funciona mejor para ti.

Llantas básicas de cámara

Este bien conocido sistema está basado en tener una cámara separada interior dentro de la llanta que se infla y dicta el desempeño en el viaje de la llanta. Las cámara son fáciles de reparar en el campo, puede llevarse un kit de herramientas y no son caras para reemplazarse. Las diferentes cámaras se encuentran en diferentes tamaños. Las cámaras son ligeras, pero cuando se acoplan con más cámaras, se hacen más pesadas.

Contras de las llantas con cámara.

Los objetos filosos pueden perforar fácilmente las cámaras, o cuando las ruedas con baja presión se pueden “ponchar”, un tipo de ruptura causada por la presión del aire en la cámara que es muy común en el ciclismo a campo traviesa. Reparar una cámara es relativamente fácil pero se necesita experiencia y habilidad para ser rápido y eficiente. Se necesita un kit de parches o una cámara de reemplazo y algunos conocimientos básicos de mecánica para las reparaciones en el camino.

Sistema universal sin cámara

Las cámaras del Sistema universal sin cámara (UST, por sus siglas en inglés) no requieren cámara de goma interior pero requieren un rin especial que tiene una borde para que el ángulo de la llanta descanse en él, permitiendo un sellado apropiado. Estos rines son compatibles con el uso de llantas de cámara interna, sin cámara, de manera que el ciclista tiene la opción de escoger el sistema. Muchas compañías ofrecen versiones de la misma llanta con cámara o UST. Una válvula de contención es necesaria para el rin sin cámara, y muchos ciclistas escogen poner sellador de contención de algún tipo para evitar la pérdida de aire y protegerla contra perforaciones.

Ventajas de las llantas sin cámara

Las llantas sin cámara son ligeramente más duraderas. Son un poco más pesadas que las llantas normales, pero ligeras en general cuando consideras que no necesitan cámara. Muchos fabricantes, como IRC, proporcionan un forro interno en sus llantas UST que previene las fugas o inhibe el daño al revestimiento. De acuerdo con IRC, aplicando una capa delgada de caucho a la pared interna de la llanta detiene fugas y permite que se repare más fácilmente en el campo.

Menos aire igual a mejor tracción

En ambos sistemas, disminuir la presión del aire en las llantas incrementa el área de superficie que está en contacto con el suelo. Esto resulta en un mejor agarre, o tracción de la llanta. De acuerdo con Bicycletires.com, "Las llantas sin cámara MTB son menos susceptibles de pincharse que los juegos de llanta/cámara normales. Esto les permite rodar a con bajas presiones. "Kenda USA Bicycle Tires sugiere a los ciclistas que pueden correr hasta con un 15 por ciento menos de aire en llantas sin cámara, proporcionando una excelente tracción en las condiciones más demandantes.

Sello de contención y kit de parches

Ambos tipos de llantas pueden repararse con juegos de parches especiales. Como se sabe, muchos usuarios de llantas sin cámara añaden sellador a la llanta antes de montarla, aunque esto puede anular algunas garantías de los fabricantes. Las llantas sin cámara también pueden ser complicadas de instalar y remover debido al rígido ángulo diseñado para agarrar el borde del rin.

Más galerías de fotos



Escrito por brandon mathis | Traducido por luis de la torre