Listado de habilidades motoras gruesas

Escrito por stacy zogheib | Traducido por lou merino

Mira con asombro mientras tu indefenso recién nacido se convierte en un niño que corre, salta y escala en unos cuantos años. El desarrollo motor grueso de un niño es una de las más dramáticas áreas de crecimiento, desde que aprende a caminar en un año o año y medio, y a la edad de 2 o 3 años, ya está corriendo y saltando. Entre los 3 y los 5 años, tu niño se volverá más coordinado, y podría interesarse en participar en algún deporte en equipo o individual.

Del nacimiento a los 2 años

Una gran parte del desarrollo físico ocurre antes de que un niño cumpla los dos años. Tu recién nacido aprenderá a rodarse, sostener su cabeza, y tratar de alcanzar juguetes distantes aproximadamente a los 6 meses. Probablemente se siente y gatee alrededor de los 6 a los 10 meses. Para cuando cumple 2 años, tu niño probablemente estará caminando bien y podrá ir por las escaleras con la ayuda de un riel o pasamanos. Puedes ayudar a tu hijo a dominar estos hitos del desarrollo asegurándote de que tiene un sitio para jugar y permitiéndole explorar mientras lo mantienes seguro.

De los 3 a los 5 años

Entre las edades de 3 a 5 años, tu hijo refinará y fortalecerá sus habilidades motoras gruesas. La mayoría de los niños de 3 años aprenderán a correr bien, saltar, escalar y patear pelotas. A los 4 años, los niños pueden balancearse en un pie, montar en triciclo, y aventar y cachar una pelota. Para cuando cumpla 5 años, puedes esperar que tu hijo pueda caminar hacia atrás, dar volteretas y saltar en un pie. Tal vez quieras inscribir a tu hijo en un equipo deportivo casual, pero recuerda que a esta edad los deportes deben ser divertidos en lugar de competitivos.

De los 5 años en adelante

Los años de escuela primaria son cuando el niño realmente comienza a refinar sus habilidades motoras gruesas. Es la época para enfocarse en hacer de la actividad física un modo de vida. Si a tu hijo le gustan los deportes en equipo, déjalo explorar y jugar una amplia variedad de deportes. Si tu hijo batalla con los deportes, haz de la actividad física una tarea familiar. Ve a un paseo en bicicleta en familia o una caminata, ve a patinar, o a caminar el parque y juega en las barras, el tobogán, y en general diviértete haciendo actividad física. Haz de la actividad física parte de tu vida como familia, para que tu hijo aprenda a disfrutarla.

Cuándo buscar ayuda

Existe un amplio margen de tiempo para que los niños alcancen los hitos motores. En general, si tu hijo no se sienta independientemente a los 10 meses, no camina solo a los 18 meses o no pasea por las escaleras por si solo a los 30 meses, o si tienes otra preocupación sobre el desarrollo motor de tu hijo, habla con tu pediatra para darle seguimiento. Podría recomendar una consulta con fisioterapeuta.