Listado de conductas infantiles de Achenbach

Escrito por jon williams | Traducido por gloria soto
El listado de conductas infantiles de Achenbach evalúa una variedad de problemas de la infancia.

El psicólogo Thomas Achenbach desarrolló una serie de cuestionarios que evalúan el funcionamiento conductual y emocional de los niños, los problemas sociales y las competencias. El cuestionario más utilizado, el Child Behavior Check List o CBCL (Listado de conductas infantiles), se utiliza para los niños entre las edades de seis a 18. Los profesores o los padres califican al niño, o el niño se califica a sí mismo, y se calculan varios puntajes estandarizados que indican si el niño manifiesta problemas importantes clínicamente. Las versiones de la CBCL también están disponibles para niños de 18 meses a cinco años, para los jóvenes entre las edades de 11 y 18, y para los adultos jóvenes de 18 a 30 años. Las diversas formas de estos cuestionarios listan 100 a 113 conductas problemáticas.

Validez

Los cuestionarios CBCL y sus variantes son ampliamente utilizados en todo el mundo para fines clínicos y de investigación, y se han traducido a más de 75 idiomas. Se han utilizado en más de 6.000 publicaciones profesionales y son considerados como indicadores válidos y fiables del funcionamiento conductual y emocional de los niños. Una de las características útiles de los cuestionarios CBCL y su sistema de puntuación es que permite la comparación de calificaciones por diferentes observadores, como la madre, el padre, el maestro y el niño.

Internalización del comportamiento

Poco menos de un tercio de las preguntas del CBCL evalúan el comportamiento de internalización: comportamientos en los que los niños dirigen sus emociones y sentimientos hacia el interior. Tres tipos de internalización de los comportamientos medidos por el CBCL incluyen quejas somáticas, comportamiento de ansiedad / depresión y comportamiento retraído. Los problemas somáticos incluyen cansancio, dolores, náuseas, vómitos, dolores de cabeza, mareos y quejas sobre problemas de la piel, del estómago o de los ojos. Los niños con problemas médicos importantes, por ejemplo, con enfermedad pulmonar, tienden a puntuar alto en la sub-escala de internalización, y particularmente en la sub-escala de problemas somáticos del CBCL, informa PsychosomaticMedicine.org. Los comportamientos retraídos son abordados por las preguntas sobre el aislamiento social, la timidez, mirada fija, el mal humor y la tristeza. Los problemas de ansiedad / depresión se identifican con preguntas acerca de llanto, miedo, soledad, nerviosismo, falta de autoestima, desconfianza, culpa, miedo y preocupación. Los niños que obtienen puntuaciones clínicamente altos en la escala de ansiedad / depresión son propensos a tener trastornos de ansiedad o depresión, afirman los Archives of Disease in Childhood (Archivos de enfermedades en la infancia).

Externalizar el comportamiento

Algunos niños tienden a dirigir los problemas emocionales hacia el exterior en un comportamiento agresivo o delincuente. Estos se consideran las conductas de externalización. Los comportamientos externalizados de delincuencia evaluados por el CBCL incluyen hacer trampa, mentir, provocar incendios, malas palabras, el absentismo escolar, el robo y el vandalismo. El CBCL evalúa varios tipos de comportamientos agresivos, como jactarse, discutir, gritar, presumir, llamar la atención, burlarse, ser exigente, mostrar una conducta amenazante y demostrar un temperamento. Los niños que obtienen altas puntuaciones en la sub-escala de externalización del comportamiento del CBCL tienden a ser diagnosticados con trastornos de conducta o trastornos de oposición desafiante como se define en el American Psychiatric Association's Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, o DSM-IV (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría).

Los problemas sociales, de la atención y del pensamiento

El CBCL de Achenbach también evalúa problemas sociales, problemas del pensamiento y los problemas de atención. Los problemas sociales incluyen ser infantil, ser pegajoso, no llevarse bien con los compañeros, ser torpe y preferir jugar con niños más pequeños. Los problemas de pensamiento incluyen ver o escuchar cosas, repitiendo actos e ideas y comportamientos extraños. Los niños que presentan estos problemas pueden tener trastornos mentales como la esquizofrenia, o pueden tener un trastorno obsesivo compulsivo. El CBCL evalúa los problemas de atención potencialmente indicativos del diagnóstico DSM-IV de trastorno de hiperactividad y déficit de atención, incluyendo dificultades de concentración, problemas para quedarse quieto, impulsividad, soñar despierto, nerviosismo y malos resultados en la escuela.

Problemas adicionales de comportamiento

El CBCL también evalúa otros problemas de comportamiento, tales como pesadillas, problemas para dormir, problemas de alimentación, accidentes y hablar sobre el suicidio. Otros problemas evaluados incluyen morderse las uñas, el lloriqueo, problemas del habla, problemas sexuales, picarse la piel y muchos más. Estos problemas de conducta pueden no indicar ningún diagnóstico específico, pero son problemas que merecen un tratamiento y pueden ser síntomas de una variedad de enfermedades psiquiátricas, emocionales o de conducta, incluidos los trastornos emocionales y del desarrollo.

Límitaciones

Aunque se considera útil como herramienta de detección e investigación, el CBCL no sustituye un diagnóstico adecuado por un médico capacitado.