Lista de vinos buenos para el corazón

Las investigaciones sugieren que el consumo moderado de alcohol, específicamente de vino tinto, puede mejorar tu salud cardiovascular. Se cree que los antioxidantes que se encuentran en las semillas y la piel de las uvas rojas reducen el riesgo de enfermedades del corazón al reducir el colesterol "malo" de lipoproteína de baja densidad, lo que aumenta el colesterol "bueno" de lipoproteína de alta densidad y disminuye los factores de coagulación de la sangre. Con esto en mente, es posible que no vuelvas a ver la hora feliz de la misma manera, pero la moderación es la clave. Una o dos porciones al día para hombres y una porción al día para las mujeres maximiza los beneficios.

Cabernet Sauvignon

Los vinos tintos secos, como el Cabernet Sauvignon, ofrecen los niveles de antioxidantes más altos que sus homólogos más dulces. Un estudio publicado en la edición de septiembre de 2007 de "Nutrition Journal" encontró que los participantes de cualquier edad que bebieron 400 mililitros de Cabernet Sauvignon al día durante dos semanas habían aumentado sus niveles de antioxidantes y redujeron los marcadores de estrés oxidativo.

Petite Syrah y Pinot Noir

Los investigadores de la Universidad de California han estudiado los vinos para determinar cuáles tienen los niveles más altos de antioxidantes activos. Los resultados indican que el Cabernet Sauvignon tenía el nivel más alto, el Petite Syrah, también deletreado Sirah, y el Pinot Noir en segundo lugar. Petite Sirah es una uva completamente diferente a las variedades Shiraz y crea un vino más rico en color y textura, con un perfil de pimienta en la comparación.

Merlot

Los Merlots son una buena fuente de catequinas y resveratrol, ambos antioxidantes, que pueden ayudar a mejorar el "buen" colesterol de lipoproteínas de alta densidad. Combina un vino tinto como el Merlot con chocolate negro para ingerir una dosis doble de antioxidantes en el día de San Valentín, ya que el chocolate negro también es una fuente rica, sugiere Susan Ofria, una dietista registrada en el Campus Melrose Park deHealth System de la Universidad de Loyola.

Vinos blancos

Los vinos blancos se producen a partir de la pulpa de la uva, porque se desecha la piel. Como resultado, los vinos blancos no contienen los altos niveles de antioxidantes que se encuentran en los tintos. Sin embargo, un estudio publicado en la edición de septiembre de 2008 de "The Journal of Nutrition" encontró que los participantes que consumieron vinos, fuera tinto o blanco con moderación, aumentaron los niveles de plasma sanguíneo de resveratrol. Asimismo, ambos bebedores de vino blanco y tinto mostraron un aumento en la producción de óxido nítrico: un indicador de la salud cardiovascular.

Más galerías de fotos



Escrito por sara police | Traducido por mayra cabrera