Lista de verificación de futura mamá

Como futura madre, quizás tengas mucho en qué pensar. Quizás ya tienes un obstetra pero probablemente no un pediatra. Tendrás que decidir si vas a volver a trabajar o si optarás por la transición a ser una madre que se queda en casa. Probablemente quieras preparar tu casa para la llegada del nuevo bebé, lo que significa comprar y compilar un registro de bebé para ayudar a la gente a que te obsequien lo que necesitas. Agrega además la compra de prendas para la maternidad y es evidente que las listas pueden ayudarte a mantenerte en el camino.

Números de teléfono importantes

Como una futura madre, debes tener un rápido acceso a tu médico y tu equipo de apoyo emocional. Esta lista deberá incluir el nombre y el número de tu obstetra o partera, tu compañero de parto u otra persona significativa, el pediatra que hayas elegido y amigos y familiares cercanos a quien querrás contactar cuando haya nacido el bebé. Mantén una lista de tus contactos más importantes guardada en tu teléfono móvil. Además, ten una copia en papel de la lista en tu refrigerador y otra en tu lugar de trabajo. Tus seres queridos también deberán tener la lisa ya que probablemente tengan que hacer llamadas cuando tú no puedas hacerlas.

El bolso del hospital

Toda mujer embarazada arma su bolso de hospital de forma diferente. En realidad sólo necesitas armar algunos elementos, porque los hospitales te dan la mayor parte de las cosas que necesitas. Lleva tu propio cepillo de dientes, pasta dentífrica y secador de cabello. Además, el sitio BabyZone.com recomienda que las mujeres con cabello largo lleven gomas elásticas para el cabello para tenerlo controlado durante el parto. Las madres que queden internadas deberán llevar un camisón o pijama que sea fácil de acomodar cuando den pecho. Lleva un traje para ti y para tu bebé cuando vuelvan a casa. Elige prendas cómodas, sueltas para ti. Si olvidas algo, manda a tu esposo o amiga a casa para que te traigan lo que necesites. No olvides lo más importante: el asiento de automóvil para el bebé; el hospital no te permitirá irte a casa sin él.

La habitación del niño

La habitación de tu bebé deberá contener todos los elementos útiles para su vida diaria. Los elementos más comunes incluyen una cuna, un moisés, una mecedora y una mesa para cambiar con pañales y toallitas. Sin embargo, la cuna es lo único realmente necesario. Asegúrate de que todos los muebles que elijas para tu dormitorio de bebé cumpla con los estándares de seguridad actuales. La Consumer Product Safety Commission establece estas directrices y recuerda retirar los elementos que no cumplen con esos estándares. Con cada elemento nuevo que compres, puedes registrarlo con el fabricante. Esto te asegura que recibas avisos oportunos cuando se solicite el retiro.

Momento de alimentar

Ya sea que optes por dar el pecho, el biberón o una combinación de ambos, deberás tener varios elementos a mano antes de que llegue el bebé. BabyZone.com recomienda comprar un sacaleche, un sostén de lactancia, almohadillas para amamantar y bolsas de hielo para guardar la leche materna extraída. Las madres que alimenten con biberón deberán conversar las opciones de fórmula maternizada con su pediatra antes del nacimiento del bebé y deberán tener un pequeño suplemento de fórmula listo para cuando el bebé llega a la casa. Tanto las madres que amamantan como las que alimentan con biberón necesitan un suministro de biberones, tetinas e implementos de limpieza. Además, las madres nuevas necesitan cojines de apoyo para alimentar, mantas recibidoras, baberos y paños para eructar.

Momento del baño

Tu nuevo motivo de alegría no estará limpio por mucho tiempo. Deberás tener algunos elementos a mano para hacer que el primer baño del bebé (después de que se le caiga el cordón umbilical) sea un momento agradable para ambos. Los fabricantes ofrecen tinas para bebés y elementos para apoyar su frágil cuerpo durante el momento del baño. También necesitarás un jabón de bebé suave y un paño. Las toallas con capucha ayudan a mantener la caliente la cabeza del bebé a medida que se seca. Puedes comprar uno o dos juguetes de baño pero el principal interés de tu bebé serás tú, por lo que planifica este tiempo especial juntos.

Más galerías de fotos



Escrito por melanie clatfelter | Traducido por aldana avale