Una lista de vegetales que ayudan al sistema inmune

El American Cancer Institute dice que si los estadounidenses comieran cinco porciones de frutas y verduras por día, el porcentaje de cáncer podría bajar hasta en un 20 por ciento. Los compuestos en vegetales como el brócoli, las cebollas, los jitomates y los pimientos ayudan a mejorar el sistema inmune que ayuda al cuerpo a protegerse contra el cáncer y otras enfermedades.

Vegetales crucíferos


El brócoli es un vegetal crucífero.

Los vegetales crucíferos incluyen la arúgula, el brócoli, la col, la coliflor, los vegetales verdes y los rábanos. La mayoría de las personas consumen las hojas o porciones con flor de los vegetales crucíferos. Un estudio publicado en el periódico “Integrative Cáncer Therapies” en marzo de 2004 descubrió que una sustancia que se encuentra en los vegetales crucíferos llamada glucosinolato produce compuestos en el cuerpo humano que tienen propiedades anti cancerígenas. Los carotenoides son otra sustancia presente en los vegetales crucíferos. “The Journal of Nutrition” publicó un estudio en enero de 2004 en el que encontraron que los carotenoides ayudan a regular la función inmune y podrían jugar un papel en la prevención del cáncer.

Cebollas


La quercetina, una sustancia que mejora al sistema inmune, puede encontrarse en las cebollas.

Las cebollas contienen quera cetina, una sustancia que ha sido estudiada por sus efectos positivos en el sistema inmune humano. En un estudio publicado por el “European Journal of Clinical Nutrition” en febrero de 1999, las personas que comieron 225 gramos de cebollas fritas en una comida experimentaron un incremento en la actividad de antioxidantes debido a la queracetina en las cebollas. El “Journal of Cellular Boichemistry” publicó hallazgos en enero de 2009 que mostraron que dosis aún menores de queracetina tienen propiedades preventivas del cáncer. Hay entre 22,40 y 51,82 miligramos de queracetina en una cebolla de tamaño mediano.

Tomates


La lipocena que se encuentra en los tomates puede ayudar a prevenir el cáncer.

Los tomates o jitomates contienen un carotenoide llamado lipoceno que tiene propiedades antioxidantes. Además de los tomates, el lipoceno se encuentra en productos de tomate como cátsup, salsa de espagueti, sopa de tomate y pasta de tomate. Un estudio publicado en los “Archives of Biochemistry and Biophysics” en noviembre de 1989 encontró que las propiedades antioxidantes del lipoceno podrían ayudar a proteger a los humanos del cáncer. Otro estudio publicado en “The American Journal of Clinical Nutrition” en enero de 1985 descubrió que los participantes que comían más jitomates y otros vegetales verdes o amarillos tenían las probabilidades más bajas de tener cáncer.

Pimientos


Los pimientos contienen antioxidantes que ayudan al sistema inmune.

De acuerdo con un estudio publicado en el “Journal of Food Science” en marzo de 2007, los pimientos verdes, amarillos, naranjas y verdes contienen compuestos antioxidantes como los fenólicos, beta caroteno, queracetina, capsantina y liteolina. Los antioxidantes naturales como los que se encuentran en los pimientos ayudan al sistema inmune a prevenir el daño celular. La falta de antioxidantes puede dañar a las células del sistema inmune. Sin embargo, todos los pimientos en el estudio mostraron tener efectos similares en el sistema inmune a pesar de sus diferentes concentraciones de antioxidantes.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por dakota karratti | Traducido por laura gsa