Lista de suplementos recetados para suprimir el apetito

Según el sitio web Weight-Control Information Network, un servicio del Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, la mayoría de los medicamentos para bajar de peso, aprobados por la Food and Drug Administration, se clasifican como supresores del apetito. Estos medicamentos ayudan al paciente a perder peso, porque disminuyen las ganas de comer o aumentan la sensación de saciedad. Están destinados a personas que pueden sufrir problemas graves de salud debido al sobrepeso.

Fentermina (Lonamin)

La fentermina es un supresor oral del apetito que se vende con receta médica y está destinado para un uso a corto plazo, como parte de un programa para perder peso que incluya dietas, ejercicios y terapias, según explica el sitio web Drugs.com. Este fármaco se reserva para pacientes muy excedidos de peso y que sufran alguna afección médica relacionada, como presión arterial alta, que pueda afectar gravemente la salud. Después de la ingesta durante algunas semanas, la fentermina se torna ineficaz y el paciente debe dejar de tomarla. Quienes consuman este suplemento tienen que ser conscientes de que puede afectar la capacidad para conducir vehículos o realizar otras tareas que requieran especial atención. Además, puede ser adictiva y, por lo tanto, los pacientes que noten que comenzaron a depender de la fentermina para vivir con plenitud, deben consultar con el médico de inmediato. Otros efectos secundarios pueden incluir presión arterial alta, urticaria, impotencia, insomnio, aumento del ritmo cardíaco, ansiedad y problemas estomacales o intestinales.

Fendimetrazina (Adipost)

Según MedlinePlus, la fendimetrazina pertenece a la clase de fármacos conocidos como aminos simpaticomiméticos. Esto significa que estimula al sistema nervioso central y produce efectos fisiológicos similares a los que produce la adrenalina. Estos efectos incluyen el aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial, además de suprimir el apetito. Los médicos recetan este fármaco como tratamiento a corto plazo, hasta 12 semanas, para la obesidad, y se debe usar como parte de un programa dietario y de ejercicios físicos. Los pacientes deben ser conscientes de que puede ser adictivo, de forma física y psicológica, y los síntomas de abstinencia se producen tan pronto como dejan de consumirlo. Los efectos secundarios graves incluyen una reacción alérgica, arritmia, presión arterial alta y alucinaciones o confusión. Quienes experimenten estos síntomas deben interrumpir el consumo de fendimetrazina y comunicarse con el médico de inmediato. Los efectos secundarios más comunes pueden incluir agitación, dolores de cabeza, mareos e insomnio.

Sibutramina (Meridia)

MedlinePlus explica que la sibutramina es un supresor oral del apetito, que actúa sobre los centros del cerebro que controlan las ansias de comer. Los pacientes que sufren de sobrepeso pueden consumir este suplemento junto con una dieta y un programa de ejercicios para perder peso y no recuperarlo. Después de tres a seis meses de tratamiento con sibutramina, el médico evalúa si el medicamento funciona o no según el peso que perdió el paciente. La sibutramina causa somnolencia, de modo que puede poner en peligro la capacidad del paciente para conducir un automóvil o realizar otras tareas que requieran atención. Otros efectos secundarios pueden incluir dolores de cabeza, estreñimiento, acidez estomacal, sequedad en la boca y debilidad.

Más galerías de fotos



Escrito por robert dipardo | Traducido por vanesa sedeño