Una lista de restricciones dietéticas para las personas que tienen enfermedad de hígado graso

El tratamiento para la enfermedad de hígado graso inducido por el alcohol a menudo incluye la eliminación del alcohol, así como otros tratamientos, dependiendo de la situación, mientras que el tratamiento para la enfermedad de hígado graso no alcohólico a menudo implica cambiar la dieta. Alrededor del 20 al 30 por ciento de los adultos en los países desarrollados tienen la enfermedad de hígado graso no alcohólico, según un artículo de diciembre de 2008 de la revista "Gastroenterology". Esta condición a menudo se presenta sin síntomas, pero se caracteriza por una acumulación de grasa en el hígado. Podrían indicarte ciertas restricciones dietéticas si tienes esta condición, pero habla con tu médico para que te de recomendaciones específicas.

Calorías

Es probable que comer demasiadas calorías de forma continua conduzca a la enfermedad de hígado graso no alcohólico. Además, la pérdida de peso puede mejorar el estado y la restricción de calorías es una de las principales maneras de perder peso. Un estudio publicado en la edición de marzo de 2010 de la revista "Current Opinion in Gastroenterology" indica que la restricción de calorías, grasas y carbohidratos puede reducir tu riesgo de enfermedad del hígado graso. Sin embargo, se necesitan más investigaciones sobre la dieta y sus efectos sobre la enfermedad.

Grasa

El estudio en la edición de marzo de 2010 de "Current Opinion in Gastroenterology" también encontró que la reducción de la ingesta de grasas trans y grasas saturadas puede mejorar la enfermedad del hígado graso. Además, el consumo de grasas no saturadas más saludables también podría mejorar la condición. Un artículo de 2008 abril publicado por la Saint Louis University explica que una dieta con demasiada comida rápida o una dieta similar alta en grasas y azúcar puede dañar tu hígado. Por el contrario, la reducción de la cantidad de alimentos grasos y azucarados que consumes puede ayudar a curar el hígado.

Carbohidratos

Una dieta baja en carbohidratos se asocia con la reducción rápida de grasa en el hígado de las personas que tienen enfermedad del hígado graso no alcohólico, según un artículo de abril 2011 publicado por el University of Texas Southwestern Medical Center. Un estudio realizado en la universidad indica una mejor dieta mejora la enfermedad del hígado graso que una reducción en la ingesta de calorías. Los investigadores explican que una dieta baja en carbohidratos puede aumentar la grasa en el hígado más rápidamente en un mes. Sin embargo, los investigadores advierten que esto es probable que solo sea aconsejable para un periodo de corto plazo de tiempo; sin embargo, su estudio no incluyó los efectos de mantener la dieta durante un período de tiempo más largo. Habla con tu médico antes de comenzar una dieta baja en carbohidratos.

Consideraciones dietéticas adicionales

Si tienes la enfermedad del hígado graso, también es aconsejable mirar tus niveles de colesterol y reducir la cantidad de colesterol en tu dieta. También debes reducir tu consumo de alcohol, así como de los medicamentos y otras sustancias que podrían tener un efecto negativo en el hígado. Los alimentos que debes consumir incluyen granos enteros, grasas insaturadas, frutas y verduras. Sin embargo, habla con tu médico o con un dietista para que te den recomendaciones dietéticas para la enfermedad del hígado graso.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon therien | Traducido por katherine bastidas