Lista de normas comunes para preadolescentes

Mientras que tu preadolescente puede pensar que es totalmente independiente y capaz de tomar decisiones por su cuenta, ella todavía necesita normas concretas para mantenerla a raya. Desde las tareas y los estudios de la escuela hasta la manera de comportarse con los demás, las reglas actúan como guías para el desarrollo de tu hija. A pesar de que tu preadolescente no necesita que le des la mano y que le expliques lo básico de lo que es bueno hacer y no hacer, de la misma manera que lo hiciste cuando era una niña pequeña, todavía necesita la estructura que estas guías proporcionan.

Sueño y hora de acostarse


Tu preadolescente puede quejarse: "Mamá, todos mis amigos pueden quedarse hasta la medianoche", pero ¿significa eso que tú debes dejar que el dirija el gallinero en lo que concierne a elegir una hora de acostarse?

Tu preadolescente puede quejarse: "Mamá, todos mis amigos pueden quedarse hasta la medianoche", pero ¿significa eso que tú debes dejar que él dirija el gallinero en lo que concierne a elegir una hora de acostarse? A pesar de que tu preadolescente se encuentra al borde de la adolescencia y puede imaginarse a sí mismo más como un ave nocturna de lo que era cuando niño, todavía necesita una apropiada y adecuada cantidad de sueño. Según los expertos en pediatría en el sitio web KidsHealth, los pre-adolescentes necesitan entre 10 y 12 horas de sueño cada noche. Las actividades extra-curriculares, tales como eventos nocturnos deportivos, el televisor o la computadora y los compañeros, todos pueden mantener a tus hijos preadolescentes despiertos más tarde de lo que le gustaría. Establece una hora fija para acostarse como una regla firme para tu preadolescente para mantenerlo bien descansado y sano. Si bien es posible que tengas que hacer excepciones para eventos y ocasiones especiales, como la fiesta en casa de su mejor amigo, elige una hora de dormir en noches de escuela y fin de semana que le permita obtener sus 10 a 12 horas de sueño.

Tareas


Completar la tarea es una necesidad para todos los preadolescentes. Establecer reglas claras para cuándo, dónde y por cuánto tiempo tu hijo debe hacer su tarea es clave para su éxito escolar.

Completar la tarea es una necesidad para todos los preadolescentes. Establecer reglas claras para cuándo, dónde y por cuánto tiempo tu hijo debe hacer su tarea es clave para su éxito escolar. La American Academy of Pediatrics , en su página web Healthy Children, sugiere que los padres escojan un lugar para que sus hijos hagan la tarea y hagan ilegales las distracciones, tales como la televisión. Si bien no hay un tiempo perfecto para que cada familia establezca un período de tareas, haz a un lado de un período de tiempo específico de cada día para la hora de la tarea. Por ejemplo, si tú quieres asegurarte de que tu preadolescente termine su tarea antes de la cena, establece una regla que debe de comenzar la tarea alrededor de las 4 p.m.

Reglas de Internet


Aparte de las normas que los padres deben hacer cumplir cuando se trata de cuánto tiempo tus hijos preadolescentes pueden permanecer en frente de la pantalla, también tendrás que proporcionar a tu hijo con las reglas para mantenerse seguro mientras está en línea.

Aparte de las normas que los padres deben hacer cumplir cuando se trata de cuánto tiempo tus hijos preadolescentes pueden permanecer en frente de la pantalla, también tendrás que proporcionar a tu hijo con las reglas para mantenerse seguro mientras está en línea. Las normas comunes para los preadolescentes en línea incluyen mantener la información personal, tal como un número de celular o de teléfono, dirección de correo electrónico o domicilio personal, y no participar en chats o conversaciones con extraños. Estas reglas pueden ayudar a mantener a tu hijo preadolescente seguro y lejos de potenciales depredadores.

Elección de ropa


A medida que tu preadolescente se mueve a una forma de pensamiento más adulta, Ella puede empezar a pensar en vestirse de una manera que parezca un poco inapropiada para un adulto.

A medida que tu preadolescente se mueve a una forma de pensamiento más adulta, ella puede empezar a pensar en vestirse de una manera que parezca un poco inapropiada para un adulto. Tu preadolescente puede ver a viejos amigos, otras niñas o imágenes en los medios de comunicación las fotos de niñas o mujeres que se visten con ropa ajustada, corta, escotada o apretada. En lugar de perpetuar este tipo de vestido, muchos padres optan por establecer reglas firmes sobre lo que sus hijos pueden y no pueden llevar. Esto puede incluir la prohibición de las tapas de blusas tubo, blusas cortas, minifaldas o zapatos de tacón alto. Del mismo modo, si bien puede parecer aceptable para sus 18 años de edad ir a la playa en un bikini, es posible descartar uno de dos piezas para tu hija de 12 años de edad.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por adrian tobon