Lista de medicaciones para el reflujo

Ya se trate de que sufras de reflujo después de comer demasiado en la cena o lo padezcas todo el tiempo, bien sabes cuán desagradable puede ser. Tu esófago lleva la comida y la bebida desde tu boca hasta tu estómago. Cuando la abertura entre tu esófago y tu estómago se debilita o se relaja demasiado, el contenido vuelve a subir, causando acidez. Otros síntomas del reflujo incluyen tos, asma, náuseas, vómitos, dolor de garganta, dolor al deglutir y mal aliento. Al reflujo generalmente se lo trata con cambios en el estilo de vida, pero si con esto no basta, habla con tu médico acerca de las medicaciones que existen en el mercado.

Antiácidos para casos leves

Los antiácidos de venta libre, como Tums, Maalox, Rolaids y Mylanta, son las medicaciones más cómodas a las cuales recurrir cuando tienes acidez. Estas drogas proporcionan un alivio rápido al neutralizar el ácido de tu estómago. Los antiácidos líquidos son aún mejores porque cubren el revestimiento de tu esófago y reduce la cantidad de ácido en tu estómago. Pero debes saber que la efectividad de estas medicaciones no duran mucho tiempo, y tomar demasiado pueden ocasionar diarrea, estreñimiento y desequilibrio electrolítico. El gastroenterólogo Dr. Anish Sheth dijo en Fox News que él recomienda los antiácidos para los casos de reflujo leves, pero que para problemas más persistentes debes consultar a tu médico.

Bloqueadores de los receptores H2

Te sentirás mejor si tomas Pepcid AC, Tagamet, Axid AR y Zantac ahora más que antes porque estas drogas actualmente son de venta libre. Los bloqueadores de los receptores H2 te proporcionan un alivio duradero del reflujo deteniendo la producción de ácido en tu estómago. Tómalos 30 minutos antes de comer porque tardan más que los antiácidos en introducirse en tu sistema. Los efectos colaterales de estas drogas incluyen dolor de cabeza, diarrea, mareos o salpullido, según Medline Plus.

Inhibidores de la bomba de protones

Si sufres de un reflujo recurrente frecuence, pregúntale a tu medico acerca de los inhibidores de la bomba de protones, que incluyen a Prilosex, Nexium, Prevacid, AcipHex, Protonix y Kapidex. Sheth afirma que los inhibidores de la bomba de protones son las medicaciones más comunes usadas para tratar el reflujo porque son seguras y efectivas para la mayoría de las personas. Estos medicamentos detienen la producción de ácido y ayudan a sanar tu esófago. Los efectos secundarios incluyen dolor de cabeza, diarrea, estreñimiento, náuseas y escozor.

Suspensiones orales

Probablemente hayas probado con Pepto-Bismol después de comer demasiado y hayas sentido alivio. Pepto-Bismol y otras medicaciones en forma de suspensión oral, como Carafate, alivian la acidez, la indigestión, las náuseas, la diarrea y las úlceras al revestir tu esófago. El revestimiento tiene una vida breve, de manera que estas drogas son más efectivas si tienes síntomas de reflujo poco frecuentes.

Procinéticos recetados

Cuanto menor es el tiempo que la comida está en tu estómago, menor es la posibilidad de que regrese a través de tu esófago y te cause síntomas de reflujo. Los procinéticos, como el betanecol y la metrocloplamida, permiten que el alimento salga más rápido de tu estómago. Los médicos prescriben estas drogas con menor frecuencia debido a sus efectos adversos, que incluyen náuseas, diarrea, vómitos, fatiga, depresión, ansiedad y problemas motrices. El antibiótico eirtromicina actúa de la misma manera que los procinéticos con menores efectos secundarios pero sí puede causar diarrea.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle fisk | Traducido por irene cudich