Lista de ideas para establecer metas

El establecimiento de metas no tiene que ser difícil. Si trabajas en algunas técnicas de establecimiento de metas, esto puede ayudarte a tener éxito. A menudo las metas parecen inalcanzables debido a que son demasiado difíciles o amplias, pero intenta realizar cinco pasos básicos para asegurarte de que estás logrando tus metas de forma semanal, mensual y anual.

Decide qué es lo que quieres

El problema con muchas de las metas es que las personas se confunden con lo que quieren. En primer lugar decide dónde se sitúan tus mentas con la vida, la salud, el deporte, el trabajo, la espiritualidad y la familia. Luego haz una lista con dos o tres metas para cada tema con el fin de encontrar tu equilibrio.

Apunta a las metas SMART

Las tasas de fracaso para alcanzar metas son altas debido a que muchas metas son inalcanzables y poco realistas. Evita esto siguiendo el enfoque SMART: Specific (Especificas): las metas deben decir específicamente qué es lo que se logrará. Deben ser fáciles de entender e inequívocas. Evita las afirmaciones generales al establecer metas que incluyan tiempo, fechas, cantidades y detalles. Por ejemplo: quiero ejercitar tres veces a la semana. Quiero que 30 minutos sean de ejercicio cardiovascular, 20 minutos sean de entrenamiento de fuerza y 10 minutos de estiramiento durante 12 semanas consecutivas. Measurable (Medibles): las metas deben ser medibles para que no existan dudas sobre los logros. Ejemplos de mediciones podrían ser porcentaje de grasa corporal, número de libras o un evento específico como una carrera. Attainable (Alcanzables): las metas deben ser alcanzables, pero no demasiado difíciles o fáciles de alcanzar. Las metas fáciles no motivan y las excesivamente difíciles pueden provocar frustración. Además las metas no necesariamente tienen que ser grandes. Mantén las cosas pequeñas y sencillas y repentinamente las metas serán alcanzables. Relevant (Relevantes): las metas deben ser relevantes y deben conducirte a tus intereses, necesidades y habilidades particulares. Un ejemplo sería incrementar tu resistencia cardiovascular debido a que tu meta es una carrera de 5k. Time-bound (Duración determinada): las metas deben tener plazos para su finalización. Para que las metas sean alcanzables, deben ser divididas en pasos. Por ejemplo, si tienes un 30 por ciento de grasa corporal y tu meta es perder grasa corporal, tu meta a largo plazo sería alcanzar un 20 por ciento en seis meses y tu meta a corto plazo es un 27 por ciento en las siguientes seis semanas.

Sé positivo y mantén una actitud positiva

En lugar de decir: "No voy a perder mi rutina de ejercicios de hoy", di: "Estoy realmente ocupado, por lo que solo voy a hacer tiempo para ejercitar durante 20 minutos en la caminadora". Afirmar tu meta de forma positiva te ayudará a verla como algo bueno para hacer y no como un producto derivado de lo que tenías que evitar.

Hazla visual

Escribir tus metas confirma tu voluntad para cumplirlas. Luego cuelga la lista para recordar todos los días tu dirección y dedicación. La Mayo Clinic recomienda una lista escrita con las metas debido a que es una forma efectiva para recordarte qué es lo que tienes que hacer y cómo hacerlo. Luego, una vez que hayas terminado, es una buena manera de revisar tu logro.

Ten fe

El miedo al fracaso en ocasiones es el culpable de establecer nuestras metas demasiado bajas o de no lograrlas. No dejes que tus miedos y preocupaciones sobre no cumplir tus metas te afecten negativamente. En lugar de esto, cree en ti mismo y ten fe en lo que eres y hacia dónde te diriges. Michael Angier, fundador de Success Networks, recomienda premiarte cuando logras tus metas. A medida que logras una meta, puedes ver mejor y creer más fácilmente en el logro de las demás.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley schwader | Traducido por paulo gutierrez