Lista de frutas sin almidón

Consumir al menos tres porciones diarias de frutas te ayudará a mantener tu salud, pero deberás comer más frutas sin almidón para reducir al mínimo las calorías y el azúcar. Las frutas de color más oscuro se envasan normalmente con la mayoría de los nutrientes. Para tomar las mejores decisiones en lo que respecta a las frutas, es importante entender los cuatro grupos de las frutas: las dulces, los melones, las ácidas y las sub-ácidas.

Dulces

Las frutas con almidón tales como las bananas, los plátanos y los dátiles, constituyen la categoría de dulces y es necesario limitarlas en tu dieta. Aunque son sanas, estas frutas son más altas en calorías y azúcar. Los higos son una excepción a las frutas dulces cuando se trata de limitaciones dietéticas. Llenos de proteínas, los higos son una ayuda natural para controlar el peso. El nivel de potasio en los higos también puede ayudar a disminuir la presión arterial. Los higos y las hojas de la higuera son hábitos dietéticos sabios para los diabéticos y pre-diabéticos.

Melones

A pesar de su sabor dulce, los melones están compuestos principalmente de agua. Los melones sin almidón, como la sandía, el cantalupo y el pomelo, son excelentes fuentes de vitamina C y de vitamina A. Bastante bajos en calorías, los melones también son útiles para controlar el peso.

Ácidas

Los cítricos son en gran parte ácidos y deben combinarse con frutas de otras categorías para lograr una dieta más equilibrada y alcalina. Aunque muchos cítricos son más bajos en almidón, una combinación balanceada de frutas ácidas puede causar acidez estomacal e irritación digestiva.

Frutas sub-ácidas

Además de las manzanas, las ciruelas, el kiwi y el durazno, casi todas las bayas se encuentran dentro del grupo de frutas sub-ácidas. Para las bayas de bajo almidón, puedes optar por fresas, arándanos, moras, frambuesas y murtillas. Llenas de fibra, las bayas también contienen flavonoides, que tienen propiedades anticancerígenas.

El almidón y el índice glucémico

Existente en alimentos de origen vegetal, el almidón es un hidrato de carbono que las plantas utilizan para producir energía en forma de glucosa. Es más difícil para el cuerpo metabolizar la glucosa que la sacarosa y, por lo tanto, muchas frutas altas en almidón pueden tener un efecto negativo sobre el azúcar en la sangre y la insulina. El índice glucémico se utiliza para clasificar los hidratos de carbono basados en su efecto sobre los niveles de azúcar en la sangre, de modo que este puede ser utilizado como una guía para determinar el almidón en las frutas. Por lo general, cuanto más almidón contenga la fruta, más alta será su calificación en el índice glicémico. De las cuatro categorías, las cinco frutas más bajas en almidón son las cerezas, el pomelo, la pera, la ciruela y la manzana.

Más galerías de fotos



Escrito por christina venessa becherer | Traducido por priscila caminer