Lista de compras para bajar el colesterol

Bajar el colesterol es un proceso directo. En la mayoría de las personas, realizar cambios en el estilo de vida puede producir buenos resultados. En otras personas es necesario recurrir a medicamentos. De cualquier forma, es necesario cambiar la alimentación para tener éxito con cualquier programa que busque reducir el colesterol. La forma sencilla de lograrlo es teniendo a la mano alimentos bajos en colesterol. Esto hará que hacer trampa sea menos factible. Haz una lista de lo que vas a comprar en el supermercado para evitar tentaciones de alimentos poco saludables. Planear tus compras con anticipación puede ayudarte a reducir tus niveles de colesterol.

Avena


Avena.

Compra un recipiente grande de avena. La avena instantánea es igual a la convencional, pero está picada más finamente para que esté lista más pronto. Sólo debes comprar avena simple. Evítala si está endulzada, ya que está llena de azúcar. La avena está repleta de fibra que disminuye el colesterol malo (LDL). Come un tazón de avena cada mañana.

Salvado de avena


Salvado de avena.

Compra una caja de salvado de avena. Añade un poco de tu cereal favorito. Ni siquiera te darás cuenta de que estás comiendo salvado, pero estarás ingiriendo fibra soluble adicional que reduce la absorción de colesterol en los intestinos. Disfruta de tu cereal fortificado con salvado de avena a cualquier hora del día en lugar de un postre.

Nueces


Nueces.

Compra nueces. Las nueces y las almendras son de lo mejor. Ambas contienen altos niveles de ácidos grasos poliinsaturados y fibra que ayudan a disminuir el colesterol en la sangre y te protegen de alguna enfermedad cardiaca, de acuerdo con la edición de "Nutrients" de julio de 2010. También ayudan a que los vasos sanguíneos se mantengan flexibles y elásticos. Sólo debes comer un poco de ellas cada día. Contienen mucha grasa y comer de más te podría llevar a subir de peso.

Pescado


Pez macarela.

Compra pescado por lo menos tres veces por semana. El pescado contiene muchos ácidos grasos tipo Omega-3 que reduce el colesterol, disminuyen los coágulos y bajan la presión arterial. Algunos pescados tienen más omega-3 que otros. Las mejores fuentes son el salmón, la macarela, la truca de lago, el arenque, las sardinas y el atún blanco. Consúmelo al horno o a la parrilla en vez de frito.

Aceite de oliva


Aceite de oliva.

Compra un enorme recipiente de aceite de oliva extravirgen. Utilízalo para cocinar en lugar de usar mantequilla. Sabe muy bien y tiene mucha menos grasa saturada. El aceite de oliva también cuenta con muchos antioxidantes que reducen el colesterol malo y pueden aumentar el bueno. Lo ideal es consumir dos cucharadas de aceite de oliva cada día.

Frutas y verduras


Frutas y verduras frescas.

Compra muchas frutas y verduras. Cuentan con mucha fibra soluble que ayuda a disminuir el nivel de colesterol. Come por lo menos cinco raciones de verduras diariamente y cuatro de frutas, según datos de Health.gov. La mejor fuente de fibra de frutas y verduras está en los frijoles, las manzanas, las peras y las ciruelas.

Más galerías de fotos



Escrito por kent ninomiya | Traducido por ricardo frot