La lista de las comidas de una dieta blanda

El médico puede indicarte una dieta blanda si tienes un trastorno digestivo como la gastritis crónica, una úlcera péptica,la diarrea persistente o una enfermedad de reflujo. Si haz tenido recientemente una cirugía en el tracto digestivo puede ser que también sea necesario que tengas que seguir esta dieta. Una dieta blanda está diseñada para restringir los alimentos que incrementan la actividad intestinal y que pueden irritar el tejido gastrointestinal. Mientras en el plan vas a comer principalmente alimentos suaves, bajos en fibra que son fáciles de digerir.

Las proteínas blandas

Las personas que siguen una dieta blanda pueden comer dos o tres porciones diarias de carne magra, pollo, pescado o mariscos. Los frijoles secos cocidos, los huevos, el tofu u otros sustitutos de la carne y la mantequilla de maní suave también están permitidos. Todos deben prepararse sin grasa la carne, el pescado y las aves de corral en lugar de freírlos se deben cocinar al horno para mantener la comida lo más liviana posible. Evita todos los alimentos procesados​​, ahumados o muy condimentados como las salchichas, las carnes en conserva o los embutidos.

Los lacteos bajos en calorías

En una dieta blanda están permitidos todos los días dos o tres porciones de productos lácteos. Puedes consumir la leche, la leche vegetal, los quesos duros suaves, el requesón, el yogur y el helados, pero elige sólo productos bajos o sin grasas para consumir alimentos mas livianos. Evita la crema, los quesos fuertes o de edad avanzada, como el queso azul o cualquiera de los productos lácteos que contengan semillas, bayas y especias fuertes.

Los granos refinados

Mientras que estás en una dieta blanda puedes consumir de seis a 11 porciones de granos y los productos que los contengan. Evita todos los granos enteros como el pan de trigo integral, el arroz integral y la pasta de grano entero y elige el arroz blanco, la pasta enriquecida, el pan y los productos de panadería a base de harina blanca. Cuando cocinas granos como el arroz, no añadas ningún tipo de grasa o mantequilla. Elige galletas blancas simples que no tengan ninguna semilla, elige cereales cocidos refinados como la crema de arroz y los cereales de desayuno bajos en fibra.

Las frutas enlatadas

Se permiten de dos a cuatro porciones de fruta al día en una dieta blanda, aunque debes consumir principalmente frutas en conserva, cocidas o jugos de fruta en lugar de fruta fresca. Manténete alejado de todo tipo de frutos secos, de las bayas y los higos.

Las verduras cocidas

Debes consumir sólo verduras cocidas cuando estés haciendo una dieta blanda, aunque puedes ser capaz de tolerar un poco de lechuga cruda. Haz un plan de tres a cinco porciones diarias. No comas las verduras que puedan causar que tengas gas intestinal, incluyendo todos los tipos de coles como las coles de de bruselas, los nabos, el brócoli, las cebollas, la coliflor o cualquier otro que te haya causado previamente problemas digestivos. También puedes consumir jugos de verduras, pero evita las marcas que contengan especias fuertes.

Los condimentos en moderación

Puedes usar aderezos suaves de ensaladas, vinagre, salsa de tomate, mostaza, miel y aceites como el aceite de oliva con moderación en una dieta blanda, pero evita los condimentos fuertes como el rábano picante, el chile o el ajo. La sal y la pimienta se permite, al igual que las hierbas suaves utilizadas para dar sabor a los alimentos.

Las bebidas descafeinadas

Las personas que siguen una dieta blanda puede beber té de hierbas, pero no deben consumir nada con cafeína, como el té negro, el café o los refrescos. No se permiten ningún tipos de alcohol.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por jose fortunato