Lista de bocadillos bajo en grasas y carbohidratos, pero altos en proteínas

Cuando estás buscando bocadillos altos en proteínas, pero bajos en carbohidratos y grasas, muchos alimentos comunes están fuera de límites. Los pretzels, las papas fritas, las barras de caramelo y las mezclas de frutos secos pueden ser altos contenidos de grasa, carbohidratos o ambos. Todavía tienes un montón de opciones para bocadillos nutritivos que sacian y son bajos en carbohidratos y grasas, para controlar el hambre antes de la próxima comida.

Pinches de carne o pollo

Las carne de res magra y la pechuga de pollo sin piel son bajos en grasa y libre de carbohidratos, y cada uno tiene 22 a 27 gramos de proteína en una porción cocida de 3 onzas (84 g). Corta los restos de carne de res o pollo cocido en cubos. Colócalos en brochetas con trozos de pimiento verde, tomates cherry y champiñones. Para un bocado más sustancial, añade cubitos de queso. Una onza de queso cheddar bajo en grasa tiene 6 gramos de proteína, 4 gramos de grasa y menos de 1 gramo de hidratos de carbono.

Wraps de lechuga

Las hojas de lechuga no tienen grasa, y se pueden utilizar como envoltorios bajos en carbohidratos para los rellenos de alto valor proteico. Haz una ensalada de atún con mayonesa sin grasa o yogur griego, apio cortado en dados y cebolla, perejil, pimienta y atún enlatado, que tiene 22 gramos de proteína por porción de 3 onzas (84 g). Guárdalo en el refrigerador, luego extiende sobre una hoja de lechuga cuando estés listo para comer un aperitivo. Puedes reemplazar el atún por cubitos de pechuga de pollo. Llena una hoja de lechuga con el pollo cocido, desmenuzado, salsa de soya baja en sodio, cebolla verde picada y castañas de agua.

Huevos

Los huevos son libre de grasa y libre de carbohidratos, y cada huevo entero proporciona 6 gramos de proteína. Las claras de huevo no tienen grasa, con cerca de 4 gramos de proteína por unidad. Los huevos duros son bocados convenientes que se pueden preparar con anticipación. O haz hueveras horneadas poniendo delgadas capas de jamón o pavo en un molde para muffins. Bate las claras de huevo, agrega queso parmesano bajo en grasa y cebollino picado. Vierte un poco de la mezcla de huevo en cada molde y hornea hasta que los huevos estén cocidos. Haz un lote antes de tiempo para que tus huevos al horno estén listos para comer.

Queso cottage

Una porción de 4 onzas (112 g) de queso cottage sin grasa tiene 81 calorías, 12 gramos de proteínas y 8 gramos de hidratos de carbono. Cómelo solo o añade canela o pimienta y cebollino de temporada. Sumerge las verduras en el queso cottage para añadir fibra, potasio, vitaminas y minerales. Prueba con el apio, guisantes, bastones de pepino y tiras de pimientos. Otra opción para un aperitivo con queso cottage es esparcirlo en rebanadas de pechuga de pavo y enrollarlas.

Más galerías de fotos



Escrito por natalie stein | Traducido por mariana nonino