Lista de alimentos no transgénicos

Los alimentos genéticamente modificados brindan la promesa de maximizar la potencia y el valor nutritivo del alimento, pero tienen la controversia sobre los posibles riesgos para la salud humana y el ambiente. La modificación genética consiste en la tecnología del ADN utilizada para alterar la composición genética de una planta o animal. Aunque muchos alimentos han sido modificados genéticamente, los principales cultivos de transgénicos (GMO) en los Estados Unidos son: maíz, semilla de algodón, canola y soya. El resultado puede ser maíz, soya o plátanos resistentes a los insectos vacunándolos contra enfermedades infecciosas. Tales elementos son llamados organismos genéticamente modificados o GMO. Los alimentos, las semillas, las vacunas, las medicinas y las fibras se encuentran entre los productos GMO. Si no quieres consumir productos GMO hay varias organizaciones que ofrecen listas de artículos para ayudarte a escoger los alimentos que no están alterados.

Escoge productos orgánicos

Cuando compras pan, mezclas para hornear, harina, productos horneados, cereales de desayuno, comida procesada como los macarrones con queso, barras de cereales, comida para bebé, leche maternizada, bocadillos (snacks) como el maíz o papas fritas, productos alternativos a la leche como la leche de arroz o de soya, bebidas como café y jugo, bocadillos prefabricados (pre-made snacks), comidas prefabricadas tales como las enchiladas, dulces y chocolate, debes escoger productos orgánicos certificados para asegurarte de que no estás comprando un alimento GMO. Los productos orgánicos certificados no tienen permitido utilizar ningún ingrediente GMO, según indica la Non-GMO Shopping Guide (guía de compras de productos no transgénicos) publicada por el Center for Food Safety (centro para la seguridad alimenticia) y el Institute for Responsible Technology (instituto para el uso de tecnología responsable), que hace campaña para el consumo de alimentos no transgénicos en los Estados Unidos. Puedes escoger productos etiquetados como “organics” (orgánicos), “100 percent organic“ (100% orgánicos) o “made with organic ingredients” (hecho con ingredientes orgánicos). Aunque este último requiere de solo 70% de los ingredientes para ser orgánico, todos los ingredientes están obligados a ser no transgénicos (non-GMO) de acuerdo con la guía de alimentos. Con los alimentos que no son orgánicos debes escoger los que dicen en su etiqueta que no son GMO. Las etiquetas pueden decir: “Non GMO”, “made without genetically modified ingredients” (fabricado sin ingredientes genéticamente modificados) o “Non-GMO Project Verified” (producto verificado como no GMO). Los productos que tienen esta marcación deben haber sido verificados por una entidad para poder llevar estas etiquetas.

Productos

Compra frutas y vegetales frescos. Pocos de los productos vendidos en Estados Unidos están genéticamente modificados, incluyendo las sandías sin semillas. Sin embargo, la papaya de Hawai puede estar modificada. Pequeñas cantidades de maíz dulce, calabaza amarilla y el calabacín también pueden haber sido modificados, de acuerdo con el Institute for Responsible Technology (instituto para el uso de tecnología responsable).

Carne

Elige carne de animales que hayan sido 100% alimentados con pasto y pescado de criadero. También puedes escoger carnes que estén etiquetadas como “orgánicas”. Aunque el consumo de peces, aves y ganado GM no haya sido aprobado para el consumo humano en el 2010, el alimento que consumen estos animales a menudo sí lo es. También busca huevos orgánicos y productos de consumo diario.

Comida de restaurante

Cuando comas afuera busca restaurantes que cocinen tu comida desde el principio en lugar de utilizar mezclas procesadas y salsas que muy probablemente tendrán ingredientes GM. Los alimentos con más alto riesgo de ser GM son: las tortillas, los chips de maíz, el tofu y el maíz dulce, según indica el Institute for Responsible Technology.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por pattricia patino