Lista de alimentos ricos en fructosa

Conocer la cantidad de fructosa contenida en algunos alimentos comunes te ofrece una forma de crear y adherirte a un plan de comidas bajo en fructosa. Esto es necesario cuando tienes intolerancia a la fructosa o malabsorción, lo que significa que tu cuerpo tiene dificultad absorbiendo grandes cantidades de fructosa. Los síntomas de intolerancia comúnmente aparecen en la infancia. Los niños pueden experimentar dolor abdominal, hinchazón e irritabilidad. Los individuos con intolerancia a la fructosa pueden tolerar pequeñas cantidades de fructosa y deben seguir una dieta con bajas o moderadas cantidades de fructosa para prevenir síntomas relacionados con la intolerancia. Esta condición no es la misma que la intolerancia hereditaria a la fructosa (una condición más seria que requiere de una dieta estrictamente libre de fructosa).

Valorando la tolerancia a la fructosa

La revista de "Gastroenterología en Minnesota" recomienda que para valorar tu tolerancia trates de seguir una dieta baja en fructosa por al menos seis semanas. Después de esto, gradualmente incrementa tu consumo de fructosa como lo toleres para ayudarte a determinar tu umbral. Una buena forma de empezar es restringiendo de cero a cinco gramos de fructosa por día. Después de eso, reintroduce de cinco a 15 gramos de fructosa por día para determinar cuánto puedes tolerar sin síntomas. Consume alimentos ricos en fructosa junto con tu comida en lugar de comerlos solos.

Banderas rojas de elevación de fructosa

Evita los productos que tengan fructosa, miel, concentrado de jugo de fruta o sirope de maíz entre los primeros cinco ingredientes de la etiqueta. Evita alcoholes azucarados, incluyendo sorbitol, isomaltato, lactitol, maltitol, manitol, eritritol e hidrolizado de almidón hidrogenado. Los alcoholes azucarados no son bien tolerados. Limita tu consumo de azúcar de mesa, ya que contiene 50% de fructosa.

Alimentos ricos o muy ricos en fructosa

Muchos alimentos que contienen fructosa pueden ser saludables y nutritivos, como las frutas y algunos vegetales. Los alimentos ricos en fructosa incluyen: plátano, zarzamora, cereza, higo, kiwi, mandarina, mando, toronja, piña y frambuesas. Los alimentos muy ricos en fructosa incluyen: moras, lichi, concentrado de tomate, frutas secas, uvas, granada, ciruela, manzana, pera y membrillo.

Guía de comparación de fructosa

El aguacate, limón, albaricoque y ruibarbo pertenecen al grupo de poca fructosa. Cada uno contiene entre cero y 0,5 gramos de fructosa. Una taza de arándanos, 1/4 de taza de melón, medio durazno y 1/4 de taza de fresas contienen moderadas cantidades de fructosa, entre 0,5 y 1 gramos de ésta. En contraste, los alimentos ricos en fructosa como media toronja, 1/2 taza de piña y 1/2 taza de frambuesas contienen entre 1 y 2 gramos de fructosa. Alimentos muy ricos en fructosa como cinco cerezas, 1/2 taza de moras y un kiwi contienen dos o más gramos de fructosa.

Más galerías de fotos



Escrito por janet renee, ms, rd | Traducido por karly silva