Lista de los alimentos de más fácil digestión con enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es una enfermedad digestiva crónica que causa la inflamación del tracto intestinal. Sus síntomas son calambres estomacales, náuseas, vómitos, diarrea con sangre o acuosa, fiebre, anemia, fatiga y pérdida de peso. Debido a que la enfermedad de Crohn afecta el sistema digestivo, ciertos alimentos pueden desencadenar o empeorar los síntomas de la enfermedad. La Crohn's and Colitis Foundation of America sugiere seguir una dieta baja en residuos de bajo contenido de fibra que incluya alimentos de fácil digestión que pueden aliviar el dolor y las molestias de la enfermedad de Crohn.

Granos y cereales


Espagueti con salsa de tomate.

Los granos proporcionan a tu cuerpo fibra, vitaminas del complejo B, hierro, magnesio y selenio. Las personas que sufren de la enfermedad de Crohn deben comer productos de granos refinados cuando experimentan la llamarada de Crohn. Elige arroz blanco, pastas blancas, pan blanco refinado y cereales fríos y calientes que se hacen de arroz refinado, maíz o trigo fáciles de digerir. Evita el arroz integral, granos enteros y productos de trigo entero y pan y cereales que contienen frutos secos o semillas.

Frutas y verduras


Compota de manzana con barra de canela.

Las frutas y verduras te proporcionan vitaminas A, C, D y otros nutrientes importantes que son necesarios para la función apropiada del cuerpo. Al experimentar la llamarada de Crohn, las frutas suaves, bien cocidas o las crudas muy maduras son mejor toleradas por el sistema digestivo. Los plátanos (bananas) maduros, los melones maduros, la compota de manzana y otras frutas cocidas que tienen cáscara y las pepitas son buenas opciones para los enfermos de Crohn. Evita la mayoría de las frutas crudas y frutos secos. Las verduras suaves enlatadas y bien cocidos, sin pieles y las semillas son fácilmente digeridas y son ideales para los pacientes de Crohn. No comas verduras crudas, guisantes cocidos, brócoli, coles de Bruselas, repollo, cebolla y salsas vegetales durante los ataques de Crohn.

Carne, pescados y aves


Salmón a la parrilla con limón y hierbas.

El cuerpo obtiene los aminoácidos esenciales y proteínas de la carne, el pescado y las aves de corral. Todas estas son buenas opciones para los que sufren de la enfermedad de Crohn. Selecciona cortes magros de carne baja en grasa y asegúrate de que esté tierna y bien preparada para permitir una digestión más fácil. Hornea o asa cortes magros de carne de res, pollo, pescado o carne de cerdo con el fin de no utilizar aceites y grasas en el proceso de cocción. Evita comer carnes duras, fibrosas, salchichas, carnes condimentadas, fritas, carnes frías procesadas y ahumadas o muy condimentadas.

Productos lácteos


Productos lácteos diversos

Los productos lácteos proporcionan calcio a tu cuerpo que es esencial para dientes y huesos sanos. Los pacientes de Crohn deben limitar los productos lácteos a 2 tazas por día. Queso normal y cottage, huevos, leche, almendras, soya y arroz con leche y la leche sin lactosa son opciones fácilmente digeribles. El yogur y el helado simple sin fruta también se puede consumir para obtener impulso extra de calcio. Evita los productos lácteos que contienen semillas, frutos secos o frutas.

Más galerías de fotos



Escrito por amy deemer | Traducido por gabriela nungaray