Lista de alimentos GM

Los alimentos GM, (Genéticamente Modificados) o transgénicos, contienen material genético que ha sido alterado para propósitos específicos. World Health Organization nota que dichos propósitos incluyen resistencia a virus, herbicidas e insectos. Varios de los principales cultivos de los Estados Unidos están compuestos en su mayoría por plantas genéticamente modificadas, siendo los más prolíficos maíz, soya, remolacha azucarera y canola.

Principales cultivos transgénicos

El Non-GMO Project enlista al maíz, la soya, remolacha azucarera, canola, papaya, calabacín y calabaza de verano amarilla como cultivos que tienen alto riesgo de ser genéticamente modificados. Cerca del 90 por ciento o más del maíz, soya, canola y remolacha azucarera son genéticamente modificados, en términos de producción total. Cada uno de estos cultivos es altamente versátil y casi omnipresente en el sistema alimenticio.

Jarabe de maíz

El maíz puede encontrarse en miles de alimentos en su forma más prevalente: jarabe de maíz alto en fructosa. Un estudio del 2004 publicado en "American Journal of Clinical Nutrition" Nota que este jarabe cuenta como el 40% del total de endulzantes añadidos a las comidas y bebidas. Ejemplos de comidas que probablemente contengan jarabe de maíz alto en fructosa, incluyen bebidas suaves, jugos de fruta, cereales, panes, dulces, yogur saborizado, helado, galletas, pasteles, jarabes para la tos, jaleas, mermeladas y barras de granola.

Productos de soya

La página web GMO Compass nota que la soya se usa como base para una gran cantidad de ingredientes y aditivos. La soya comúnmente se usa como emulsificante, un aditivo que permite a los ingredientes combinarse mejor. Puede usarse por su contenido de vitamina E, y en ocasiones se usa como fuente de proteína en alimentos. Ejemplos de comidas que probablemente contengan soya incluye margarinas, chocolate, productos de panadería, vitaminas, pan, pastas y otros alimentos procesados.

Remolacha azucarera

De acuerdo con U.S. Department of Agriculture, la remolacha azucarera es un material crudo para la producción de azúcar en EE.UU. En 2010, las variedades genéticamente modificadas representan alrededor del 95 por ciento del total de área cultivada. Cualquier comida que enliste azúcar como ingrediente tiene una alta probabilidad de contener azúcar derivada de remolacha genéticamente modificada.

Aceite de canola

Después del aceite de soya o de palma, el de canola representa la tercer mayor fuente de aceite vegetal en el mundo, según la USDA. Con aproximadamente 90 por ciento de todo el aceite de canola producido en los Estados Unidos de semillas de canola genéticamente modificadas, los consumidores están en alto riesgo de consumir aceite de canola transgénico. El aceite puede usarse como ingrediente en casi cualquier alimento empaquetado.

Evitar alimentos transgénicos

Para evitar los alimentos genéticamente modificados, los consumidores pueden elegir aquellos orgánicos certificados por la USDA, que están prohibidos de prepararse con ingredientes genéticamente modificados. Otra forma de evitar los alimentos GM es alejándose de los alimentos empaquetados y procesados en general y elegir comidas más frescas y completas, como frutas y vegetales.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por arcelia gutiérrez