Lista de alimentos fáciles de digerir si tienes colitis

La colitis es una condición en la que el colon se encuentra inflamado. Varias variedades de colitis existen incluyendo la de colágeno, ulcerosa y linfática. Consumir los alimentos adecuados te asegurará de que tu cuerpo obtenga los nutrientes que necesitas sin agravar tu tracto digestivo. No comas alimentos grasos o ricos en fibras, limita tu consumo de lácteos. Estos pueden irritar tu tracto digestivo y provocar un episodio. Programa una cita con un dietista registrado que pueda personalizar una lista de alimentos que beneficiarán tu condición.

Acompañamientos y bocadillos

Debes comer alimentos suaves para evitar un brote de colitis o para obtener una nutrición adecuada, mientras estás experimentando un episodio, informa Mayo Clinic. Disfruta del arroz blanco o puré de papas instantáneo como acompañamiento de entrada en la cena. El puré de manzana viene en muchas variedades y sabores, y puede ser un bocado fácil de digerir. Los plátanos también son fáciles para el tracto digestivo y pueden ser un aperitivo de media mañana.

Carnes

La carne alta en grasa es difícil de digerir mientras sufres de colitis. Incluye carnes magras y pescado en tu dieta por lo que aún puedes obtener la proteína que tu cuerpo necesita. Disfruta de las pequeñas porciones de pechuga de pollo sin piel, carne de pavo clara y cortes magros de carne de ternera. Haz un sándwich en pan blanco para el almuerzo e incluye ingredientes como la lechuga iceberg, pollo y mayonesa baja en grasa. También puedes consumir pescado magro como la tilapia, el bacalao y el eglefino. Limita la grasa que utilizas para cocinar estas carnes. Usa un aerosol para evitar que se pegue en lugar de mantequilla con alto contenido de grasa o aceite.

Frutas y vegetales

La fibra es beneficiosa una vez que tu colitis está bajo control, según HealthCastle.com. Si experimentas un ataque de asma, todavía es importante que puedas consumir frutas y verduras para obtener la ingesta adecuada de nutrientes. Introduce productos en tu dieta como los puedas tolerar. Compra conservas de vegetales y frutas que son más suaves y fáciles de digerir que las verduras crudas. Selecciona algunas de las verduras enlatadas favoritas, incluyendo judías verdes, las zanahorias y las remolachas. También puedes elegir entre una variedad de frutas en conserva incluyendo duraznos, peras y piña. Cocina o coce al vapor las verduras crudas para ablandar los tejidos fibrosos y que sean más fáciles de digerir. Las zanahorias, pimientos y calabaza son deliciosos al vapor. También puedes querer escalfar o cocer las frutas enteras para asegurarte de que son más fáciles en tu tracto digestivo. Las manzanas y las peras son excelentes postres cuando se cocinan y se sirven calientes.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por verónica sánchez fang