Lista de alimentos que contienen organismos modificados genéticamente

Lo más probable es que comas al menos algunos GMO (por sus siglas en inglés). Los cultivos que son modificados genéticamente para resistir a los herbicidas o insecticidas producidos aparecieron en el mercado en 1996. Según la Asociación de Consumidores Orgánicos, el 40% de todos los cultivos estadounidenses son GMO, y el 80% de los alimentos procesados ​​contienen GMO. Los cultivos transgénicos también se utilizan como una fuente barata y engorde para los animales criados en granjas industriales, que también a menudo se inyectan con hormonas mediante ingeniería genética. El USDA informa que el 88% del maíz y el 93% de la soja son transgénicos, como son el 90% del algodón y la canola.

La mayor parte del maíz está oculto

El maíz transgénico se ha diseñado para producir su propio insecticida llamado toxina Bt. Algunas variedades más recientes también son resistentes a pesticidas o herbicidas. Evitar el maíz transgénico puede ser un reto debido a que muchos productos alimenticios se derivan de él, o lo contienen. Las fuentes obvias son el maíz dulce, los bollos de maíz, las hojuelas de maíz, corn flakes, tortillas y palomitas de maíz. Las fuentes menos aparentes pueden estar escondidas en la lista de ingredientes, tales como jarabe de alta fructosa de maíz, jarabe de maíz normal, el aceite de maíz, almidón de maíz, harina de maíz, dextrosa, glucosa y alcoholes de azúcar tales como xilitol. La mayoría de los suplementos de vitamina C se sintetizan a partir de maíz GMO (por sus siglas en inglés).

La soja es disimulada, demaciado

La soja GMO (por sus siglas en inglés) está diseñada para resistir ser rociada con herbicidas. Los alimentos de soja que son populares son la leche de soja, el tofu, los chips de soja, los frijoles de soja, el miso, la salsa de soja, fórmula para bebés, bebidas de proteína, barras energéticas, pan hecho con harina de soja y sustitutos de la carne, como el "pavo" de soja. El aceite de soja es un ingrediente en la mayonesa, aderezos para ensaladas, alimentos preparados, conservas de atún y suplementos como aceite de vitamina E. parcialmente hidrogenado de soja, una fuente importante de ácidos grasos trans, se utiliza en productos horneados y alimentos fritos. La soja puede ser disfrazada como proteína vegetal texturizada, proteína vegetal hidrolizada, caldo de verduras y aroma natural, por lo que la lectura de las etiquetas es esencial.

Otras fuentes de GMO

El aceite de semilla de algodón, que se encuentra en muchos alimentos procesados ​​y nueces enlatadas, es en su mayoría GMO (por sus siglas en inglés). El aceite de canola, un ingrediente en muchos de los llamados alimentos "sanos", es también en su mayor parte GMO. La mayonesa de canola y aderezos para ensaladas, por lo tanto, suelen ser GMO, al igual que sus homólogos de aceite de soja. La mayoría de sacarosa comercial, o el azúcar de mesa, se hace a partir de GMO de remolacha azucarera en vez de caña de azúcar. La papaya hawaiana y algunas variedades de calabacín y calabaza amarilla son GMO. Muchos alimentos lácteos, a menos que se especifique lo contrario en la etiqueta, contienen rastros de la hormona de crecimiento recombinante (RBGH), administradas a las vacas para aumentar la producción de leche. Los productos cárnicos que no están certificados orgánicos o alimentados con pasto se han procesado en el maíz y la soja GMO.

Cómo evitar los GMO

La mejor manera de evitar los GMO (por sus siglas en inglés) es cocinar en casa con ingredientes orgánicos certificados. Los alimentos orgánicos, por ley, no son GMO. En la compra de productos como el maíz, busca el código de PLU en la etiqueta, si empieza con 9, es orgánico. Si utilizas los alimentos envasados ​​o preparados, busca "USDA Certified Organic" en la etiqueta. Los alimentos envasados ​​que contienen ingredientes orgánicos al menos al 70% no se les permite contener GMO. Asume que todos los restaurantes sirven los GMO. La gran mayoría de los productos no orgánicos que se venden en un supermercado convencional, incluidos los alimentos para mascotas y alimentos infantiles, contienen algún tipo de maíz transgénico, soja u otros ingredientes.

Más galerías de fotos



Escrito por janine grant | Traducido por soledad gomez