Una lista de alimentos anti-envejecimiento

Los alimentos no solo afectan a tu salud interna, también pueden afectar tu salud y belleza exterior, influyendo en la forma en que la piel envejece. El envejecimiento de la piel puede significar arrugas, piel seca y adelgazamiento de la piel. Lo que comes puede envejecerte o mantener un aspecto más joven. Una mayor ingesta de vitamina C, carotenoides y ácido linoleico, y una menor ingesta de hidratos de carbono y grasas en realidad pueden mejorar tu aspecto de la piel contra el envejecimiento.

Vitamina C

Un estudio de 2007 en el "American Journal of Clinical Nutrition" encontró que la baja ingesta de vitamina C se asocia fuertemente con una apariencia arrugada y sequedad de la piel. La vitamina C también influye la síntesis del colágeno y la reparación de las heridas. Se ha encontrado que la aplicación tópica de la vitamina C también mejora la apariencia de las arrugas. La vitamina C es un antioxidante fundamental de la piel; bloquea el daño causado por los radicales libres, que son responsables del proceso de envejecimiento y que pueden conducir al cáncer, enfermedades cardíacas y otras condiciones. Las frutas ricas en vitamina C son las frutas cítricas, melón, kiwi, fresas, frambuesas, arándanos, piña y sandía. Las verduras con vitamina C son el brócoli, las coles de bruselas, coliflor, pimientos, verduras de hoja verde, tomates y calabaza de invierno.

Los carotenoides y los rayos UV

Una dieta rica en carotenoides, como el beta-caroteno y licopeno, puede proteger contra el daño de la piel de los rayos solares. La capacidad antioxidante de los carotenoides lucha contra los radicales libres. Los carotenoides se encuentran en la calabaza, zanahoria, batata, melón, col rizada, tomates y sandía. El consumo de alimentos ricos en carotenoides pueden proporcionar protección adicional contra los rayos ultravioleta y pueden mejorar el aspecto de la piel y la salud. Ciertos tipos de carotenoides, como el beta-caroteno, se pueden convertir en vitamina A. Una ingesta reducida de vitamina A se asocia con una apariencia más arrugada, que muestra también los efectos positivos de los carotenoides en el envejecimiento de la piel.

El ácido linoleico

El ácido linoleico es un ácido graso insaturado, esencial, que se convierte en EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico) después de la ingestión. Las ingestas dietéticas más altas de ácido linoleico se asocian con menos sequedad y adelgazamiento de la piel. El ácido linoleico se encuentra en aceites vegetales, como aceites de colza y soja que se utilizan a menudo en la cocina y se encuentran en aderezos para ensaladas. Debido a que los ácidos linoleicos se convierten en EPA y DHA, puede ser que estos nutrientes sean responsables de la sequedad de la piel. EPA y DHA se encuentran en los pescados grasos como el salmón, la trucha alpina, el arenque y la caballa, así como en los aceites de pescado. Estos nutrientes ayudan a que tu piel luzca más saludable mediante la prevención de las arrugas y el adelgazamiento de la piel.

Macronutrientes

Comer demasiadas calorías de carbohidratos y grasas, especialmente grasas saturadas, puede envejecer la piel y su apariencia. Un menor consumo de proteínas también puede dar lugar a una apariencia más arrugada. Por lo tanto, céntrate en el consumo de fuentes de proteína magra, como la pechuga de pollo sin piel, pavo, carne blanca, carne de cerdo, lomo, solomillo y mariscos. Evita los alimentos fritos, que están cargados de grasas no saludables excesivas.

Más galerías de fotos



Escrito por alexandra kaplan corwin | Traducido por sofia loffreda