Lista de actividades físicas para gimnasia preescolar

La gimnasia le enseña a los niños en edad preescolar tanto la aptitud física como la capacidad de aprendizaje. Los gimnastas aprenden equilibrio, flexibilidad y coordinación, así como a escuchar, seguir instrucciones e interactuar con nuevos niños y adultos. La gimnasia preescolar puede mantener la atención y el interés de los niños al enseñarles una variedad de habilidades en los diferentes aparatos, como de piso, el trampolín, el potro y las barras, en una clase de una duración de no más de una hora.

Piso

Los niños en edad preescolar deben pasar la mayor parte del tiempo aprendiendo habilidades para caer en el piso. Las habilidades básicas para caer incluyen las volteretas hacia delante y hacia atrás doblando el abdomen, las posiciones de punta y las piruetas. Los niños de 4 años o más pueden aprender los puentes. Antes de aprender estas habilidades de piso, los niños preescolares pueden aprender a andar en sus cuatro extremidades, lo que los prepara para habilitar sus caídas. El salto de conejo prepara a los niños para que den piruetas ya que estos permanecen en sus cuatro extremidades, saltando con los pies y luego pasando su peso a sus manos. Las cuñas triangulares pueden ayudar a los niños a rodar y las huellas pueden ayudarlos a colocar sus manos correctamente para las volteretas.

Trampolín

El trampolín enseña habilidades importantes que los gimnastas jóvenes después aplicarán en otros aparatos incluyendo el piso, el potro, las barras paralelas, las barras asimétricas y la barra horizontal. Los preescolares pueden aprender diferentes tipos de saltos, entre ellos el directo, de pliegue, a horcajadas, 1/2 vuelta y de asiento. En este último, los gimnastas saltan en en el aire tres veces y después del tercer salto, llegan al trampolín en su rabadilla y luego brincan para pararse. Los niños pueden practicar su final o posición "ta-da", con sus brazos extendidos sobre la cabeza y una pierna extendida. El uso de un arnés les ayuda a mantenerse centrados en el trampolín e impide que se caigan.

Potro

Si bien el potro es un evento de gimnasia para mujeres, en el nivel preescolar los niños y las niñas usan el aparato. Los niños en edad preescolar utilizan un potro acolchado de 4 pulgadas de ancho que está a sólo un paso del suelo. Los niños pueden practicar primero con una línea de cinta adhesiva en el suelo si es que les da miedo pisar el potro. Después de dominar el caminando a través del potro con los brazos arriba, los niños pueden intentar caminar de lado a lo largo de éste. Entonces pueden aprender a patear, llevando un pie hasta la rodilla de la otra pierna para patear con los pies en punta. Por último, los niños preescolares pueden aprender a desmontar el salto del potro y aterrizar en la posición de "ta-da".

Barras

En el primer nivel, los preescolares aprenden a balancearse y a sentirse cómodos con la barra. Primero, los niños aprenden a colgarse de la barra y luego a balancearse con sus piernas en posición abierta y de punta. Con el punteo, los niños pueden empezar a saltar a un soporte frontal, con la posición de partida para rodar hacia adelante y hacia atrás y la posición final para el cierre. Los preescolares pueden practicar el cierre con la ayuda de una pared acolchada detrás de la barra. Con sus brazos en la barra, caminan por la pared y finalmente patean por encima de la barra, aterrizando frontalmente.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por ana karen salgado beltrán