Lisina y leucina

La lisina y la leucina son dos de los nueve aminoácidos esenciales, los bloques de construcción de las proteínas. Un aminoácido se categoriza como esencial cuando el cuerpo no puede producirlo por sí mismo; en lugar de ello, tienes que consumirlo en tu dieta. Ambos aminoácidos juegan papeles vitales en la síntesis de proteínas y pueden ayudar a promover la recuperación y crecimiento del tejido muscular. Este efecto ha hecho a la lisina y la leucina ingredientes comunes en muchos suplementos alimenticios y productos para crecimiento muscular como malteadas de proteína.

Lisina

La lisina es una aminoácido esencial importante para el crecimiento apropiado del cuerpo. Juega un papel vital en convertir ácidos grasos en energía, lo cual hace produciendo carnitina, un nutriente que puede ayudar a bajar el colesterol. La lisina parece ayudar al cuerpo a absorber calcio. La University of Maryland Medical Center (UMMC, por sus siglas en inglés) también nota que estudios sugieren que la lisina puede ofrecer protección contra el herpes y aliviar los síntomas de la osteoporosis debido a sus efectos sobre el calcio. Además de suplementos alimenticios, puedes obtener lisina de la carne roja, cerdo y aves, así como queso, pescado, nueces, huevos, tofu, frijoles y levadura.

Leucina

La leucina es uno de los tres aminoácidos con cadenas en rama, o BCAA. Los otros dos BCAA son la isoleucina y la valina. Además de promover la síntesis de proteínas, como la lisina, la leucina también contribuye a varios procesos metabólicos. Una investigación hecha por Donald Layman, de la University of Illinois, sugiere que el rol primario de la leucina es ayudar en la síntesis de estructuras de proteína antes de dedicarse a otras funciones metabólicas. La leucina junto con los otros BCAA, conforman del 15 al 25% de la ingesta total de proteína en la dieta promedio. Los productos lácteos se consideran especialmente ricos en BCAA.

Ingesta de leucina y lisina

La investigación sugiere que cuando la lisina y la leucina se toman como suplementos proteícos, los dos aminoácidos esenciales dependen entre si para lograr sus papeles metabólicos. Un estudio publicado en el ejemplar de junio de 1981 del "American Journal of Physiology" encontró que cuando la lisina se metaboliza, fomenta que la leucina y otros aminoácidos esenciales llevan a cabos sus funciones de síntesis de proteínas más eficientemente. Los niveles de leucina y lisina al parecer también tienen un efecto en el mantenimiento de nitrógeno y otros aminoácidos en tu cuerpo. En el estudio, un grupo de participantes ayunó, mientras que otro grupo recibió alimento. La respuesta de leucina y lisina se vio afectada por la presencia de comida.

Suplementos

La industria de la salud y la buena forma física se ha aferrado a los beneficios potenciales de la lisina y la leucina. El atractivo de la rápida recuperación muscular y el crecimiento del tejido ha llevado a la comercialización de muchos productos como suplementos de aminoácidos esenciales. Sin embargo, la publicidad a menudo nubla la evidencia. Aunque se ha comprobado que la lisina y la leucina son efectivas para ayudar a los músculos a recuperarse y crecer, no obran magia en músculos grandes. Los resultados dependen más de la intensidad de tu entrenamiento de fuerza y tu dieta. Aún más, la University of Maryland Medical Center advierte que tomar demasiada lisina puede causar cálculos biliares. Debes consultar un médico antes de tomar lisina u otros suplementos.

Más galerías de fotos



Escrito por dan harriman | Traducido por lou merino