Lindas artesanías de san valentín para regalar a adolescentes

Los adolescentes son muy exigentes cuando se trata de dar y recibir regalos. Con una cuidadosa consideración, se puede presentar un regalo a un adolescente que anime su lado creativo y a la vez traer una sonrisa a su cara. Ten en mente los gustos individuales, las aficiones e inclinaciones astutas al momento de decidir qué regalar. Los adolescentes pueden ser empujados a crear su propio regalo para dar a su mejor amigo o a su último enamoramiento.

Caja decorada

El decoupage es una forma divertida para crear regalos lindos desde prácticamente cualquier cosa. Un regalo único sería decorar una caja y a continuación, llenarla con el chocolate preferido o un sabroso manjar. Para crear la caja, comienza con una una pasta de papel mache pre formada o con una caja de madera cuadro de cualquier forma. Corta una selección de fotos, patrones de papel y palabras inspiradoras. Comenzando con el papel de modelado, utiliza un cepillo de esponja y aplica pegamento de decoupage a la caja, y a continuación, coloca el papel sobre él. Alisa el papel para evitar arrugas. Repite, usando fotos y palabras inspiradoras, y coloca estos componentes al azar, de modo que puedes ver el papel por debajo. Una vez seco, aplica una capa lisa adicional de pegamento sobre la caja. Añade accesorios adicionales como purpurina, pintura texturizada, cristales o encantos para realzar las fotos y palabras. Una vez que la caja está terminada y completamente seca, forrarla con papel de seda y el adolescente puede llenarla con su regalo favorito de san valentín.

Perlas, piedras y brazaletes

A todas las adolescentes les gusta el brillo. Una muchacha adolescente puede crear su propia pulsera de mejores amigas para regalar a su Valentín favorito. Utiliza alambre de bisutería para dar forma a la base. Escoge unas cuentas favoritas, cristales y amuletos. Incluye en el brazaletes dos "cierres" de perlas que sólo tienen un agujero en un lado. Corta el alambre con el número de vueltas que desees tenga el brazalete, usando un cortador de alambre. Aplica una pequeña gota de pegamento de joyero a un extremo y fija un cierre en su lugar. Deja que se seque. Comienza a ensartar las perlas y cristales en el alambre, asegurándote de incluir amuletos en lugares al azar. Los amuletos podrían incluir algunas de las cosas favoritas hechas juntos, un deporte favorito o incluso cartas de ortografía de la BFF o el nombre de San Valentín. Una vez que hayas llenado por completo el alambre, aplica el pegamento de joyería al extremo abierto y séllalo con el segundo cierre.

Corazones en abundancia

Crea una colección de mixtos corazones ornamentales para que tu hijo demuestre su amistad o el amor a su persona favorita. Comienza con algunos corazones de madera, troquelados en diferentes tamaños. Píntalos con pintura de color rojo, rosado o blanco y deja secar. Corta un pedazo de cinta alrededor de cuatro pulgadas (10 cm) de largo y pega los extremos cortados en la "V" del corazón, un extremo de cada lado. Cortar un poco de encaje de papel apenas más pequeño que el corazón y pégalo en el corazón para que esconda los bordes de la cinta. Añade una tercera capa, cortando un poco de papel estampado o una foto de tu hijo y su amigo en forma de corazón o un círculo que se puede pegar en la parte superior del encaje. Deja que se seque antes de agregar cualquier brillo o adorno. Haz corazones adicionales pintándolos y luego llénalos con las perlas que haz pegado o con palabras y frases. Una vez que los corazones estén completos, corta o comprar una pequeña rama de un árbol y colócala en un frasco o vaso de vidrio lleno de pequeñas piedras. Cuelga los corazones en la rama, y tu hijo puede presentar toda la creación a su Valentín favorito.

Marcos de fotos

Los mejores amigos o novios han tenido momentos de diversión juntos y han tomado muchas fotos. Escoge una foto que tenga un significado especial, y tenla impresa. Compra un marco claro del tamaño de la impresión. Corta papel de seda de colores en varios tamaños y formas. Pega el papel en el marco con los patrones al azar, superponiéndolos. Una vez seco, coloca una línea fina de pegamento alrededor de los bordes del papel. Coloca, el accesorio de oro delgado sobre las líneas de cola, ajustándolo cuando sea necesario, de modo que el ajuste ponga relieve el papel de color en un efecto de vitral. Una vez seco, inserta la foto en el marco y ya estás listo para dar un recuerdo para atesorar.

Más galerías de fotos



Escrito por diane steinbach | Traducido por soledad gomez