Limpiezas caseras para quitar las espinillas

Escrito por Tinisha Johnson
Dile adiós a las espinillas.

Los puntos negros en la cara pueden ser marcas o cicatrices del acné o espinillas propiamente dichas. Las espinillas son un tipo de acné. Se desarrollan generalmente cuando la piel produce demasiada grasa y tapa los poros. El punto se volverá negro cuando se exponga al aire. Cuando se infectan, las espinillas enrojecen y se irritan y toman forma de granos. La piel grasa es más proclive a los puntos negros que la piel seca o normal. Las espinillas también se producen cuando la cara no se lava adecuadamente. Un limpiador profundo casero puede ayudar.

Pon la manzanilla en una taza y añade el agua hirviendo. Cubre y deja descansar durante 15 minutos. Vierte el líquido en otra taza.

Calienta a fuego suave el líquido escurrido en un pequeño cuenco. Agrega los aceites de aguacate, almendras y jojoba, y el aceite de las cápsulas de vitamina E (desecha las cápsulas). Mezcla los ingredientes hasta que se disuelvan.

Retira del fuego y añade la manzanilla tibia y el polvo de sándalo. Mezcla completamente. Agrega glicerina, limón, ajo y jugo de cebolla. Mézclalo bien.

Deja enfriar. Lávate la cara con agua tibia y una toalla facial. La cara debe estar húmeda. Aplica la mezcla sobre la cara. Déjala durante unos cinco minutos. Enjuaga y sécate con otra toalla. El resto de la mezcla puede guardarse en un frasco de vidrio en un sitio fresco, seco y oscuro listo para utilizarse nuevamente al siguiente día.

Consejo

Fíjate de asegurartede que no tienes alergia o sensibilidad a los ingredientes mencionados. Si no estás segura, hazte una prueba en la piel, aplicando una pequeña cantidad de la mezcla en una pequeña sección de tu cara. Déjala cinco minutos y quítala. Si no se produce irritación, puedes aplicártela en toda la cara.

Advertencias

Nunca te toques la cara con las manos sucias.

No te vayas a dormir con el maquillaje en tu cara.

No utilices jabones fuertes en la cara que puedan irritar la piel.

Aunque es tentador apretar o pellizcar las espinillas, no lo hagas. La piel alrededor de los poros puede dañarse y además aumentar el tamaño del poro, lo que provocará más espinillas en el futuro.