Cómo limpiar la tetina del biberón

Para mantener a tu bebé sano y sin infecciones bacterianas, es importante limpiar su biberón, las arandelas y las tetinas a fondo. Siempre esteriliza la tetina del biberón recién comprado antes del primer uso. Después del primer uso, lavarla muy bien con agua caliente y jabón debe ser suficiente, siempre que el agua del grifo contenga cloro. El Departamento de Salud del Estado de Nueva York, explica que el cloro desinfecta el agua, matando a los gérmenes y bacterias. Si tienes agua de pozo, o si tu ciudad no provee cloro en el agua potable, tendrás que esterilizar la tetina del biberón de tu bebé después de cada lavado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Guantes de goma para el lavavajillas
  • Palangana
  • Jabón para platos
  • Escurridor
  • Cajón o armario
  • Olla con tapa
  • Estufa
  • Tenazas

Instrucciones

    Agua clorada

  1. Ponte un par de guantes de goma para proteger tus manos. Llena una palangana con agua caliente del grifo.

  2. Agrega un chorrito de detergente en el agua caliente. Coloca las tetinas de los biberones en el agua caliente y déjalas en remojo durante 10 minutos.

  3. Extrae la leche de las tetinas de los biberones con un cepillo para tetinas. Llena la tetina con agua jabonosa caliente y exprime el agua a través del orificio para eliminar la leche atrapada.

  4. Gira las tetinas de los biberones del revés y repite el proceso de limpieza. Una vez más, llena las tetinas con agua jabonosa caliente y exprime a través del agujero para eliminar los residuos de leche.

  5. Enjuaga las tetinas de los biberones con agua tibia, quitando todos los residuos de jabón. Coloca las tetinas de los biberones en un escurridor para secarlas completamente. Guarda las tetinas en un cajón o un armario cuando estén secas.

    Agua no clorada

  1. Lava las tetinas de los biberones con agua jabonosa caliente. Enjuaga las tetinas de los biberones para eliminar los residuos de jabón.

  2. Coloca las tetinas de los biberones en una olla. Llena la olla con agua suficiente para cubrir las tetinas de los biberones.

  3. Coloca la olla en la estufa. Cubre la olla con la tapa correspondiente. Enciende el mechero.

  4. Deja que el agua hierva durante unos 15 minutos. Apaga el mechero después del período de ebullición de 15 minutos.

  5. Retira las tetinas de los biberones del agua usando un par de pinzas. Coloca las tetinas de los biberones en un escurridor para que se sequen completamente. Almacena las tetinas de los biberones en un cajón o en un armario hasta que las necesites.

Consejos y advertencias

  • Si tienes un lavavajillas, coloca las tetinas de los biberones en el estante superior en lugar de ponerlas a hervir. El agua caliente del lavavajillas se calienta lo suficiente para proporcionar una esterilización adecuada.
  • No dejes las tetinas de los biberones en el escurridor durante un período prolongado de tiempo después del secado. Guardar las tetinas de los biberones en un armario o cajón las mantendrá limpias y sin residuos después de cada uso.
  • No guardes las tetinas de los biberones hasta que se sequen por completo. Las tetinas mojadas pueden desarrollar moho.

Más galerías de fotos



Escrito por jonae fredericks | Traducido por katherine bastidas