Cómo limpiar recipientes de lentes de contacto

Los usuarios de lentes de contacto comprenden la importancia de limpiar sus lentes a diario. La desinfección extiende la vida de sus lentes de contacto y reduce el riesgo de desarrollar potenciales infecciones oculares. El recipiente de los lentes de contacto, su "hogar" durante la noche, debe ser considerado una extensión de éstos, y por lo tanto también es necesario limpiarlo regularmente.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Toalla
  • Solución para lentes de contacto

Instrucciones

  1. Limpia el recipiente de tus lentes de contacto después de ponértelos al inicio del día. Remueve cualquier material sólido o residuo que hayan caído en el recipiente, usando tus dedos. Enjuaga cada sección del contenedor con la misma solución limpiadora que usas para tus lentes de contacto. Si no tienes esta solución a mano, enjuaga el recipiente con agua caliente.

  2. Deja que el recipiente se seque al aire, colocándolo boca abajo sobre una toalla limpia. Si no tienes tiempo para secarlo al aire, utiliza una toalla o paño suave para secar suavemente tu recipiente. Cubre el contenedor al secarlo, para prevenir que el polvo y otras partículas del aire lo ensucien.

  3. Reemplaza el recipiente de tus lentes cada mes, o con más frecuencia si hay crecimientos bacterianos recurrentes o si el recipiente se agrieta o muestra otros signos de desgaste. Un recipiente demasiado antiguo puede aumentar el riesgo de contaminar tus lentes, lo que podría causar infecciones oculares.

Más galerías de fotos



Escrito por erica roth | Traducido por pau epel