Cómo limpiar las pestañas con champú para bebé

La blefaritis es una inflamación de los párpados, que a menudo se produce en las personas que sufren de caspa, de piel grasa o de ojos secos. Esta afección no contagiosa causa un enrojecimiento e inflamación en los párpados así como la formación de caspa, como escamas, en las pestañas. Según la American Optometric Association, la higiene adecuada, incluyendo la de los párpados y las pestañas con champú para bebé puede ayudar a eliminar estas escamas y a disminuir los síntomas asociados con la blefaritis.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Paño de aseo o toalla de mano
  • Champú para bebé
  • Bolas de algodón
  • Bastoncillos de algodón

Instrucciones

  1. Lava tus manos antes de humedecer una toalla de mano o un paño de aseo con agua caliente. Coloca el paño sobre el ojo afectado durante cinco minutos. El agua tibia ayuda a soltar las escamas o los desechos acumulados en los párpados y en las pestañas.

  2. Crea una mezcla de 6 cucharadas de agua tibia y dos o tres gotas de champú para bebé. Revuelve el agua con un bastoncillo de algodón para incorporar el champú.

  3. Humedece una bola de algodón con el agua jabonosa y sostén cuidadosamente el párpado inferior. Lava con cuidado este párpado con la bola de algodón durante 15 a 30 segundos. Repite el procedimiento con el otro ojo.

  4. Humedece una segunda bola de algodón con el agua jabonosa y lava el párpado superior para quitar las escamas o las costras de las pestañas. El centro University of Michigan Kellogg Eye Center recomienda cerrar ligeramente los ojos en lugar de apretar los párpados.

  5. Humedece un bastoncillo de algodón con el agua jabonosa y aplícala sobre las pestañas y la base del párpado superior para quitar los desechos y escamas sueltos o restantes. Repite el procedimiento con el otro ojo. Una vez que has finalizado, desecha todas las bolas de algodón, los bastoncillos y el agua jabonosa.

  6. Enjuaga los ojos con agua tibia y sécalos con un paño limpio. Aplica un ungüento con antibiótico o la medicación recetada por el oftalmólogo de acuerdo a sus instrucciones.

Consejos y advertencias

  • Limpia ambos ojos una vez al día o más frecuentemente si así te lo aconseja tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por alejandra prego