Cómo limpiar pelotas de lacrosse

Las pelotas de lacrosse desgastadas se hacen lisas, resbalosas, y pierden el agarre (textura de caucho pegajoso), dificultando su control por parte de los jugadores durante un partido. La bola se resbala de la bolsa de tu palo y es más difícil controlar los tiros. Ahorra algo de dinero limpiando tus pelotas de lacrosse para que duren más. Con el cuidado apropiado, podrás extender la vida útil de tus nuevas pelotas y revivir las ya desgastadas y resbalosas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Detergente líquido para lavado manual de platos
  • Detergente para lavado de platos automático
  • Toallitas desinfectantes para equipos atléticos
  • Alcohol isopropílico al 70 por ciento
  • Papel de lija de grano 220

Instrucciones

  1. Remoja las pelotas de lacrosse en agua caliente y jabonosa, con detergente líquido para lavar platos a mano, durante 30 minutos. Después de este tiempo, enjuaga el jabón de las pelotas con agua fría. También puedes remojar las pelotas y lavarlas en el estante superior de tu lavaplatos automático usando detergente regular para el lavado de platos automático.

  2. Seca las pelotas con una toalla, o déjalas secar en el estante superior de tu lavaplatos automático.

  3. Limpia las pelotas con toallitas desinfectantes para equipos atléticos o alcohol isopropílico al 70 por ciento, para remover los residuos de jabón y suciedad.

  4. Guarda tus pelotas en un área seca, lejos del sol, para extender su vida útil. La exposición por largo tiempo a la humedad y al sol deteriora el material de caucho de las pelotas de lacrosse.

  5. Raspa las pelotas de lacrosse resbaladizas para restaurar su agarre, usando un trozo de papel de lija de grano 220. Frota la lija alrededor de toda la superficie de la pelota para raspar el caucho y dejar la pelota con un nuevo agarre durante su uso en juegos.

Más galerías de fotos



Escrito por rose kivi | Traducido por pau epel